Portada » Temas varios » Revista » Demi Moore en Alemania para recibir tratamiento con su propia sangre

Demi Moore en Alemania para recibir tratamiento con su propia sangre

Agencia de noticias DPA.

La actriz de Hollywood Demi Moore voló esta semana a Düsseldorf para recibir un tratamiento con su propia sangre que, entre otras aplicaciones, se emplea para combatir la artrosis, según informa el diario alemán “Bild Zeitung”.

De acuerdo con el rotativo alemán, la ex de Bruce Willis y Ashton Kutcher acudió a la clínica del doctor Peter Wehling para recibir tratamiento. El doctor Wehling es un especialista en tratar el dolor en las articulaciones y un experto en la novedosa terapia con la sangre del paciente.

Este tratamiento no es sólo la última tendencia en la lucha contra el dolor, sino también en métodos de belleza para combatir las arrugas. El rotativo apunta que la actriz, de 50 años, ya se ha sometido a varias operaciones estéticas, entre otras en el pecho, labios y varias liposupciones.

La terapia con inyecciones de la propia sangre se emplea contra el desgaste en las articulaciones y contra los dolores asociados a ese desgaste.

“El cuerpo posee las conocidas como ‘proteínas buenas’ que luchan de manera automática contra las inflamaciones en las articulaciones como sucede con la artrosis. En este tratamiento se extrae la sangre y se filtran esas proteínas protectoras que posteriormente se vuelven a inyectar en el paciente”, explica el doctor Wehling en entrevista con el “Bild Zeitung”.

“Las ‘proteínas buenas’ mantienen en jaque a las proteínas destructivas del paciente. De esta manera, el cuerpo puede protegerse él mismo y regenerarse más fácilmente”, agrega el doctor, entre cuyos pacientes se encuentra también la estrella de la NBA Kobe Bryant.

Este tratamiento también se aplica en terapias de rejuvenecimiento de la piel. En ese caso, se extrae plasma amarillento de la propia sangre y se inyecta en determinadas partes del cuerpo.

Demi Guynes Kutcher, nació el 11 de noviembre de 1962 en Roswell, Nuevo México, y fue bautizada con el nombre de Demetria Gene Guynes), conocida profesionalmente como Demi Moore, es una actriz estadounidense.

Después de papeles pequeños en películas y un papel en General Hospital, estableció su carrera en películas como St. Elmo’s Fire, Ghost, A Few Good Men, Indecent Proposal y Disclosure.

Moore tomó su nombre profesional de su primer esposo, el músico Freddy Moore, y es madre de tres hijas de su segunda matrimonio con Bruce Willis. Se casó con su tercer esposo, el actor Ashton Kutcher, en 2005, y se separó de él en 2011.

El padre de Moore, Charles Harmon, dejó a su madre, Victoria, antes de que ella naciera. Por esto, Demi Moore no compartió su apellido en su certificado de nacimiento. Su padrastro, Daniel “Danny” Guynes no le agregó mucha estabilidad a su vida. Frecuentemente cambiaba de trabajos e hizo que la familia se mudara un total de 40 veces. Para empeorar esto, las operaciones en su ojo izquierdo durante su niñez le obligaron a usar un parche. Aunque nació en Nuevo México, pasó gran parte de su infancia y adolescencia en los suburbios de Pittsburgh.

Su entonces amiga, Nastassja Kinski, convenció a Moore de dejar el colegio Preparatorio Fairfax de Hollywood a los 16 años para convertirse en actriz. Después de abandonar la escuela, Moore trabajó como modelo fotográfica y de esta época datan algunas controvertidas imágenes suyas donde, bajo el seudónimo de Vivianne Pollentier, aparece desnuda y en poses que rayan lo pornográfico, las cuales fueron publicadas por afamadas revistas masculinas como OUI, Playboy y Penthouse cuando la joven adquirió popularidad como una de las más promisorias actrices de la década de los 80. Su gran oportunidad llegó cuando hizo el papel de Jackie Templeton en el drama de la cadena estadounidense ABC “General Hospital”, papel que realizó de 1982 a 1983.

Desde que cobró los primeros salarios de General Hospital, Moore salía de fiesta y consumía cocaína. La drogadicción de Moore duró más de tres años, hasta que el director de cine Joel Schumacher la echó del rodaje de St. Elmo’s Fire cuando llegó al plató intoxicada. Casualmente, el personaje de Moore en la película, Jules, era también adicta a la cocaína. Rápidamente recibió tratamiento, regresó desintoxicada después de una semana y consiguió mantenerse así. Moore tuvo que firmar un contrato que estipulaba que dejaría las drogas y el alcohol, un acuerdo que dio un giro a su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *