Portada » Temas varios » Revista » Ashton Kutcher lleva al cine al mito estadounidense Steve Jobs

Ashton Kutcher lleva al cine al mito estadounidense Steve Jobs

Por Barbara Munker (dpa)

A mediados de 2011, el actor estadounidense Ashton Kutcher tuvo la oportunidad de conocer al cofundador de Apple, Steve Jobs. Sin embargo, la reunión finalmente no se produjo ya que Kutcher, de 35 años, debía rodar de ese día para la serie de TV “Two and a Half Men”. En octubre, la leyenda tecnológica murió a los 56 años de cáncer. Pocas semanas después del segundo aniversario de su muerte, se estrena este viernes en Estados Unidos “Jobs”, en la que Kutcher interpreta al informático.

jobs“Yo amaba a ese hombre”, dijo el actor, un fan declarado de los ordenadores, recientemente durante la presentación de la película en San Francisco. “Nunca olvidaré dónde estaba cuando me enteré de su muerte”. Kutcher contó que fue un golpe tremendo y que tuvo que aparcar su automóvil.

A pesar del entusiasmo de Kutcher, los críticos de Hollywood se mostraron en principio escépticos. ¿Era el actor, si bien físicamente parecido, lo suficientemente bueno para un papel tan complejo? Kutcher afirmó que se preparó de forma concienzuda, estudió las preferencias de su ídolo, sus presentaciones y discursos y se reunió con personas que lo conocían. Hizo largos paseos descalzo, de la misma forma en que lo hacía el gurú tecnológico en sus épocas de estudiante y posteriormente. El parecido que logra Kutcher con el caminar ligeramente inclinado de Jobs y el tono de su voz es asombroso.

El director, Joshua Michael Stern, cuenta la historia cronológicamente, desde el inicio de los años 70 hasta 2001: del joven de cabello largo y barba que abandonó la universidad, tomaba LSD, viajaba a la India y meditaba, pasando por la primera sede de la empresa, en el garaje de la casa de sus padres, hasta su ascenso como millonario tecnológico, su despido de la empresa que había fundado y su triunfal regreso como jefe de Apple.

Stern no asume grandes riesgos, por lo que “Jobs” es una biografía rodada de modo bastante convencional. Entretenida, pero sin puntos altos, la película tampoco es un homenaje exento de críticas al hombre que cambió el mundo con sus productos. En una de las escenas, por ejemplo, Jobs pone a su novia embarazada de patitas en la calle. Cuando se convirtió en jefe, despidió a estrechos colaboradores y abandonó a varios de sus amigos.

“Eres bueno, muy bueno, pero eres un idiota”, lo acusa un superior de la empresa Atari. Jobs está descalzo y con aspecto desaliñado en su puesto de trabajo. El director Stern habló en San Francisco de la lección que aprendió rodando “Jobs”. “Puedes tener muchas debilidades y problemas en relacionarte con la gente, pero igualmente puedes hacer grandes cosas en tu garaje”.

Stern rodó muchas escenas en localizaciones originales en Silicon Valley, también frente al legendario garaje donde el Jobs2compañero de Jobs, Steve Wozniak, fabricó los primeros productos de Apple. Completan el elenco Dermot Mulroney como el cofundador de Apple Mike Markkula, Matthew Modine como el CEO John Sculley y Josh Gad como el cerebro en computación Steve Wozniak.

Sin embargo, con “Jobs”, Hollywood no habrá dicho aún la última palabra sobre el hombre que Kutcher describe como “muy carismático, un showman extraordinario, muy inteligente, creativo e inspirador”. El estudio Sony planea una película sobre Jobs basada en la biografía autorizada “Steve Jobs” de Walter Isaacson. El autor realizó en dos años más de 40 entrevistas con Jobs. Aaron Sorkin, ganador del Oscar por el guión de “The Social Network”, sobre el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, está en conversaciones para el guión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *