Portada » Opinión » Bajan asesinatos de mujeres en El Salvador:¿cuestión de estadísticas?

Bajan asesinatos de mujeres en El Salvador:¿cuestión de estadísticas?

Por Juan José Dalton (dpa)

Un ejecutivo de una gran empresa salvadoreña llega a altas horas de la noche borracho a su hogar. Su esposa le reclama y su reacción es violenta. Se escuchan gritos y al final varios disparos. El silencio y el miedo se apoderan de los hijos de la pareja y de las empleadas domésticas.

El empresario baja al cuarto de la empleada y le dice: “La maté”. Los vecinos fueron los encargados de llamar a la policía, que encuentran a la joven mujer tirada en el suelo en medio de un charco de sangre.

Éste es sólo un caso de los muchos que se repiten a diario en El Salvador. Sin embargo, las estadísticas oficiales aseguran que este año se ha registrado una disminución en los asesinatos de mujeres, aunque las organizaciones feministas cuestionan las estadísticas.

ISDEMUDe enero a junio de 2013 se registraron 85 homicidios de mujeres, reportó Yanira Argueta, directora del estatal Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), quien estima que esa cifra significa una importante reducción en estos hechos criminales, ya que en el mismo período el año pasado se contabilizaron 223 casos.

“Es una significativa reducción, pero no es suficiente”, reflexionó Argueta, al analizar que la caída es de casi del 60 por ciento. No obstante, la violencia contra las mujeres en El Salvador alcanza índices históricos.

El Salvador es uno de los países que posee las más altas tasas de feminicidios del mundo, con 12 muertes por cada 100.000 habitantes, según Small Arms Survey, grupo no gubernamental con sede en Suiza, un dato que también recogen los análisis de Naciones Unidas (ONU).

Pese a que el ISDEMU apunta un descenso de los asesinatos, las organizaciones locales de mujeres como CEMUJER no están convencidas de que así sea. Imma Guirola, miembro de la organización, explicó que la duda surge al ver que en los últimos meses las autoridades encargadas de dar cifras no se ponen de acuerdo en las estadísticas. Existen contradicciones la policía, la fiscalía y el Instituto de Medicina Legal.

Por otra parte, el ISDEMU también aseguró que en los primero seis meses de este año se registraron 202 casos de violencia sexual, así como 42 casos de trata de personas. El total de delitos ocurridos en contra de mujeres fueron 1.785 durante el primer semestre de 2013.

Guirola lamentó además el pobre desempeño de las instituciones a la hora de hacer frente a este problema. “No podemos violencia-mujeresobviar que en la medida en que la institucionalidad se ve debilitada por la corrupción, se generan más procesos revictimizantes que redundan en impunidad. Es un elemento fundamental para que los agresores tengan claro que en cualquier momento y agarrándose de la mano del poder patriarcal pueden violentar a una mujer”, enfatizó la líder feminista.

“De acuerdo al grado de impunidad judicial que aqueja al sector femenino, existe mayores probabilidades que el agresor evada la Justicia, mientras que la víctima tiene mayores probabilidades de ser despedida, descalificada, denunciada, procesada y sentenciada, amenazada, chantajeada, burlada, acorralada y hasta mandada a asesinar”.

Es el caso del escándalo que protagonizara el ex diputado Rodrigo Samayoa, quien golpeó a su ex esposa Mireya Guevara, y pese a que todo fue incluso publicado en los medios de prensa locales, el político fue liberado de cargos y en la actualidad reclama su regreso al parlamento.

Pero más grave aún es el caso de Dagoberto Gutiérrez, un ejecutivo de una poderosa empresa que asesinó a su esposa en 2012. Este fue el primer caso tipificado como feminicidio en El Salvador, pero también el primero en tener un fallo a favor de la impunidad.

Gutiérrez fue absuelto en marzo pasado por un juez que alegó fallos procesales en la presentación de los resultados de la autopsia por parte de la fiscalía.

Pese a ese veredicto, su libertad no duró mucho. Un día después de su absolución fue detenido de nuevo por tenencia, conducción o portación de arma de fuego. Sin embargo, a finales de junio la Cámara Primero de lo Penal anuló la sentencia que absolvió a Gutiérrez por el asesinato, dictada por el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador.

Con esta decisión, la Cámara remitió el caso al Tribunal de Sentencia de San Salvador para que realice un nuevo juicio en contra de Gutiérrez. Aún se desconoce la fecha de la primera vista pública del caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *