Portada » Salud » Celular entre los senos, ¿es peligroso?

Celular entre los senos, ¿es peligroso?

Doctor Mercola

celularSenosSi usted cree que el jurado aún se encuentra deliberando sobre el hecho de que los celulares pueden ser peligrosos para su salud o no, entonces probablemente usted quiera tomarse el tiempo para leer esto. La Dra. Devra Davis, autora del libro llamado, “The Secret History of the War on Cancer”, ha estado investigado los peligros de las radiaciones que emanan de los teléfonos celulares.

Como muchas personas, la Dra. Davis simplemente no creía en la posibilidad de que los teléfonos celulares fueran peligrosos- hasta que lo estudió. Y ahora, con la evidencia toxicológica y epidemiológica que respaldan sus afirmaciones, está tratando de hacer que el mundo entienda que la radiación de los celulares no sólo es peligrosa, sino que puede ser mortal.

La Dra. Davis explica cómo el impacto biológico de su teléfono celular no está relacionado con su poder, ya que en realidad es bastante débil, sino más bien con la naturaleza errática de su señal y su capacidad de alterar la resonancia e interferir con la reparación del ADN. En la actualidad se cree que esta es la teoría más plausible para la comprensión de la amplia gama de impactos a la salud descubiertos hasta ahora, los cuales incluyen al cáncer…

¿Su Teléfono Celular Puede Causar Cáncer?

Un caso interesante que puede servir como una advertencia ilustrativa del potencial de los teléfonos celulares es el de una joven mujer que no tenía factores de riesgo predisponentes de cáncer y quien desarrolló cáncer de mama multifocal. El caso fue revelado en la edición de mayo de la revista de Environmental Health Trusti . Resulta, que la joven mujer tenía el curioso hábito de ponerse el celular en el brasier.

Dos especialistas en cáncer, Robert Nagourney y John West, concluyeron que sólo había otra posibilidad que pudo haber contribuido con el cáncer de mama. “Conectamos los puntos,” dijo el paciente. Y los puntos- literalmente son las características del cáncer y la distribución de las células cancerosas- se alineaban perfectamente con las forma de su teléfono celular.

Aunque su doctor no pudo probar que fue su teléfono celular el que le causo cáncer, debería servir como una advertencia no sólo para las mujeres que se ponen el celular en el brasier, sino también para todos aquellos que colocan su celular cerca del cuerpo como en bolsillos de camisetas o del pantalón.

Como regla general, usted debe evitar ponerse el celular en cualquier parte del cuerpo. Tome en cuenta que el lugar más peligroso, en términos de exposición a la radiación, se encuentra a seis pulgadas de la antena emisora. Usted no querrá que ninguna parte de su cuerpo se expuesta a esa proximidad.

Independientemente del área expuesta a la continua radiación emitida por su teléfono celular, existe el potencial de daño, a pesar de que ciertas áreas claramente son más vulnerables que otras.

Por ejemplo, la investigación publicada en el 2009 mostró evidencia acerca de que ponerse el celular en la cadera podría debilitar la pelvis. Por medio de la técnica de los rayos-X utilizada en el diagnóstico y monitoreo de los pacientes con osteoporosis, los investigadores midieron la densidad ósea pélvica en 150 hombres que por lo regular se ponían su teléfono celular en el cinturón pegado a la cadera.

Los hombres que llevaban el celular por un promedio de 15 horas al día y lo habían hecho por un promedio de seis años. Los investigadores descubrieron que la densidad mineral ósea había disminuido del lado de la pelvis en donde se ponían el celular, aumentando la posibilidad de que la densidad ósea podría verse afectada de manera negativa por los campos electromagnéticos emitidos por los celulares.

Es importante darse cuenta que mientras su celular se encuentra encendido, emite radiación de manera intermitente, incluso aunque usted no este utilizándolo. Así que ponerse el celular en la cintura durante 15 horas al día le dará a esa área de su cuerpo una continua exposición a la radiación.

Estudios anteriores han encontrado que la radiación emitida por los teléfonos celulares puede afectar el conteo de esperma de los hombres, así como la calidad y motilidad de su esperma y esto podría convertirse en un problema mucho mayor que afecta su densidad ósea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *