Portada » Destacados » Claves para una buena entrevista de trabajo

Claves para una buena entrevista de trabajo

Artículo escrito por: Patricia González Villalobos

Especialista en Etiqueta y Protocolo en los Negocios

 

Para lograr el éxito en una entrevista de trabajo, las reglas son prácticamente universales: informarse sobre el empleador, preparar un buen Curriculum Vitae, vestirse adecuadamente -según el puesto a aplicar-  y, por supuesto, ser puntual.

Las buenas maneras pueden influir en la forma de presentarnos y desenvolvernos, por ello es trascendental tener en cuenta algunos consejos que desarrollo de seguido.

  1. Prepararse en diferentes aspectos antes de una entrevista de trabajo, evitará cometer errores que, lo más seguro, no tienen posibilidad de retorno.
  2. Ir preparados nos permite mostrarnos como personas seguras, tranquilas y con aplomo, aspectos muy valorados en el ámbito laboral.
  3. Infórmese sobre la cultura corporativa de la empresa, así como de su filosofía, forma de operar, servicios que ofrece, entre otros. Esto muestra interés por su empleador.
  4. Realice un FODA personal. Reflexione sobre sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Mejore sus puntos débiles y potencie los fuertes.
  5. Prepare una lista de preguntas que el entrevistador podría hacerle, con el fin de tener una respuesta adecuada para cada una de ellas.
  6. Tenga muy claro lo que espera del trabajo solicitado: salario, retribuciones, horario, funciones a desarrollar y converse sobre estos tópicos para evitar posteriores malos entendidos.
  7. No proporcione demasiada información personal. Sea moderado y concreto en sus respuestas.
  8. Cuando hable sobre “usted” refiérase a sus habilidades, destrezas e idoneidad para el puesto de trabajo.
  9. Infórmese a fondo sobre el perfil del puesto y lo que se espera de usted como  aspirante.
  10. Conozca  mejor que nadie su Hoja de Vida. Hay quienes preparan este documento poco antes de la entrevista y no logran familiarizarse con la información indicada.
  11. Tenga claridad en la información que desea tener de su empleador y tradúzcala en preguntar interesantes e inteligentes.
  12. Apréndase el nombre del entrevistador y diríjase a él con respeto y consideración.
  13. No se vista como si fuera para una fiesta. La vestimenta debe ser según el puesto de trabajo para el cual está aplicando. Recuerde que en imagen personal “menos es más”.
  14. Un vestuario provocativo puede conducir a un juicio de valor equivocado.
  15. Las piezas como minifaldas, estrechas, escotes pronunciados y aberturas exageradas quedan fuera del contexto laboral.

Más allá de sus aptitudes particulares para el trabajo, la cortesía, los buenos modales, el respeto  por el tiempo de los demás, son indicadores que sirven para evaluar a una persona. Muy pocos minutos bastarán, en una entrevista de trabajo, para mostrarnos de cuerpo entero, sin ocultar nuestras carencias.  Por ello, el consejo siempre será  “preparación, preparación y más preparación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *