Portada » Salud » Como enfrentar la muerte de un ser querido

Como enfrentar la muerte de un ser querido

Rosita ArgüelloArtículo escrito por Rosita Arguello

Periodista

Nadie nos ha dicho cómo debemos comportarnos cuando muere un ser querido. Aún más importante, nadie nos ha dicho como se siente el lamentar la pérdida de alguien querido. No estamos preparados para sanar la herida causada por una pérdida ni estamos preparados para aprender a vivir con ese pesar. Al principio pensamos continuamente en el ser querido. Luego habrá un momento en que logremos ver un programa completo o por la televisión sin pensar en cuánto esa persona lo hubiera gozado. Luego estaremos en alguna reunión en la que logremos reír y pasarla bien sin sentirnos con culpa. El tiempo pasa, pero podrán pasar cinco, diez y hasta veinte años que una palabra, una fotografía o un recuerdo pueden tocar la cicatriz y nos regresa un gran dolor. La intensidad del sufrimiento siempre estará presente, pero ya no se toca la cicatriz tan a menudo. Para sanar la herida causada por la pérdida de un ser querido, es necesario permitirnos sentir el dolor y reconocer que “me hace falta”, es necesario llorar y sentir la intensidad del momento y luego tratar de seguir adelante. Hay que secarse las lágrimas y seguir siempre hacia delante con una actitud positiva. Debemos estar conscientes de que el sufrimiento volverá a repetirse una y otra vez, pero cada día que pasa lograremos sobreponerlo.

muerte de un ser queridoLo que podemos hacer y lo que debemos evitar
No quite o bote las pertenencias de su ser querido, por lo menos por unos cuantos meses.

ü  Sí espere hasta poder pensar con mayor claridad

ü  Debe evaluar bien cuáles son las cosas que no quiere botar

ü  No lave toda la ropa sucia inmediatamente.

ü  Sí le gusta el olor que impregnan la ropa de su ser querido. Puede ser que le consuele vestir la prenda favorita de su ser querido.

ü  No se sorprenda si cree que ve o escucha la voz de la persona que ha muerto. Sí,  esté consciente de que este es un fenómeno normal y que le sucede a mucha gente.

ü  No venda su casa ni haga ninguna decisión importante por lo menos por un año. Sí considere sus opciones, haga planes y pida consejos.

ü  No evite hablar acerca de la persona que murió. Sí utilice su nombre, cuente sus historias y comparta sus recuerdos.

ü  No tenga miedo a decir cosas negativas acerca de la persona que se ha ido. Sí recuerde que nadie es perfecto. Recuerde que su relación con la persona fallecida como lo que fue, no como Ud. hubiera deseado que fuera.

ü  No titubee en decir “Me siento muy triste el día de hoy”. Sí llame a sus amigos y a sus familiares para sentir apoyo.

ü  No deje de amar y vivir. Sí haga lo posible por encontrar en cada día algo positivo.

Poemas

Vive con tus muertos que viven

No te quedes llorando,
amarrado al puerto del dolor
y de la despedida,
porque ellos ya embarcaron
con rumbo a la otra orilla.
Mira sobre el mar
y alégrate con ellos,
porque van felices
rumbo al puerto final,
que a todos nos espera.hasta pronto

Porque el amor
es más fuerte
que la muerte,
y el corazón que ama
navega hinchando sus velas,
con el viento de la esperanza,
y siempre alcanza el puerto
del ser querido.

No me digas que comprendes

no me digas que lo sabes,
no me digas que sobreviviré,
y que seguramente creceré.

No me digas que esto es solamente una prueba.
que en realidad he sido bendita,
que he sido escogida para esta labor
entre todos los demás.

No me vengas con respuestas
que sólo yo puedo declarar,
no me digas que pasará mi pesar
y que pronto libre estaré

No me juzgues como un piadoso
de las cadenas que tengo que librar,
no me digas cómo sufrir,
y no me digas cómo llorar.

Mi vida está repleta de egoísmos,
mi dolor es lo único que siento,
pero te necesito, necesito de tu amor,
sin condiciones.

Acéptame en mis buenos y malos momentos,
necesito alguien con quien compartir,
tómame de la mano y déjame llorar,
y dime, “Amiga mía, recuerda que estoy a tu lado”.

Joanetta Hendel
Bereavement Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *