Portada » Destacados » De paseo en una trajinera.

De paseo en una trajinera.

Rosita ArgüelloPor Rosita Argüello Mora. Periodista

La primera vez que viajé al distrito federal en México mi profesor Juan Rodríguez Yerena (qdDg) me dijo: “Mire Rosita, venir a México y no ir a Xochimilco es no conocer parte de su historia”, así que junto a mi maestro nos encaminamos por esas calles.

La historia de esta zona de la ciudad es antiquísima, sus primeros habitantes fueron las tribus de Cuicuilco, Copilco y los Teotihuacanos. Entre tantos desarrollos culturales, la riqueza cultural se fortaleció y diversificó con el paso de los años.

xochimilcoTiempo después, los xochimilcas fueron conquistados por los Aztecas. Después llegó Hernán Cortés. Y todos conocemos el resto de la historia. No los vamos a aburrir dándoles clase. Mejor hablemos de que hoy por hoy Xochimilco está dividido en 18 barrios, 14 pueblos, 45 colonias y unidades habitacionales. Ah, y recordemos que fue declarado “Patriomonio Cultural de la Humanidad” por la UNESCO.

Es un lugar lleno de colores, sonido, vestigios prehispánicos y muy buena vibra.

Por supuesto nos subimos a una trajinera para dar un paseo entre las chinampas que son pequeñas islitas que se encuentran en el lago.

Las trajineras son un tipo de embarcación para el transporte de 10 a 25 personas que se usan  en aguas tranquilas y poco profundas, se mueve por medio de pértigas apoyadas en el fondo de la masa de agua en que se desplaza.

Don Juan, un hombre enamorado de la radio, ya que fue locutor durante muchos años, recordó como en el año de 1943 se realiza la película María Candelaria en la cual se muestran los canales y el uso de las trajineras entre los canales de las chinampas, aumentando las visitas turísticas de fin de semana desde la ciudad de México.

Es en esa época que se revive la tradición de arreglar con flores las trajineras para hacerles desfilar por los canales, esta costumbre había muerto lentamente con el secamiento del lago siendo su última gran muestra las fiestas del Centenario de la Independencia en 1810, reduciéndose su uso a festividades muy características de la zona como la Flor más bella del ejido donde hay cada año un desfile por los canales de Xochimilco.

En esa época, Xochimilco era nombrado “lugar de Jardines Flotantes” porque sus chinampas siempre estaban llenas de flores, por lo tanto las portadas eran enfloradas cada dos o tercer día a la semana.trajinera

Los nombres de Lupita, Margarita o Juanita fueron colocados a petición de los catrines para festejar alguien con ese nombre o simplemente para engalanar el nombre de alguna de sus prometidas o novias.

Actualmente existen astilleros que construyen canoas y trajineras en los barrios de Caltongo, Xaltocan, la Santísima y la Asunción, donde también son reparadas.

 

Xochimilco tiene también algunas leyendas urbanas

El gato que se convirtió en mujer: Dicen las malas lenguas que había un gato que no dejaba dormir a nadie, molestaba a todos. Un buen día los vecinos se juntaron para atraparlo. Lo encerraron en un tambo grande y se fueron. Poco después de la medianoche, escucharon gritos que venían del tambo, fueron a ver qué era eso y se llevaron una gran sorpresa: quien pedía auxilio desde el tambo era una mujer. ¡Órales!

Además de esta historia, está la leyenda de la “Isla de las muñecas”, un lugar que todos los fans de las chinampas conocen, al menos de vista. Se trata de (como su nombre lo dice) una pequeña isla decorada macabramente con muñecas viejas, sin ojos y sucias. Todo porque su dueño decía que “ahuyentaban el espanto”. Lo tenebroso de esto es que el mismo que decoró la isla, murió ahogado ahí… ¡Ay, nanita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *