Portada » Deportes » Deportes y Tacones

Deportes y Tacones

Artículo escrito por M.Sc. Kathia Brenes Herrera

Futbol mujerNo soy gran aficionada a escuchar la radio y debo confesar que los programas deportivos a veces me aturden un poco; voces un tanto chillonas y discusiones interminables sobre cual equipo de futbol es mejor, no son la mejor combinación para mi gusto. Por razones de diferencia horaria sintonizo en las mañanas retransmisiones en emisoras online, hace unos días empecé a escuchar unas voces femeninas que conversaban y opinaban sobre deportes. Me quedé enganchada y he seguido buscando en el dial la coincidencia con este espacio, no solo por lo agradable a  mis oídos sino porque empiezo a interesarme por sus análisis, entrevistas y porque me entero de las peripecias y logros de las mujeres dedicadas a los deportes en Costa Rica.

La participación deportiva siempre se ha asociado mayormente a los hombres, tanto en el análisis como en la práctica, el deporte  ha sido parte de ese legado de estereotipos de masculinidad y femineidad: las mujeres  deben ser afectuosas y delicadas, los hombres fuertes y sin emociones; el futbol es para hombres y la danza para mujeres. Estos patrones limitan, dañan, a  mujeres y hombres, les impide dan rienda suelta a su potencial, decía la atleta Joan Benoit (Medalla de oro olímpica de maratón 1984) “Cuando empecé a correr, sentía tanta vergüenza que cuando pasaban los coches me ponía a caminar y fingía que estaba mirando flores”.

Menuda dificultad es hacerse reconocer, desenvolverse y hacer oír opiniones propias en un ámbito creído exclusivo para hombres, demostrar día a día que la disciplina, el coraje, la técnica y la excelencia no pertenecen a un género sino que son resultado de un proceso formativo.

Pero para romper estos estereotipos los medios de comunicación y quiénes tienen acceso a ellos desempeñan un papel no solo informativo, sino de divulgación y educación, son agentes de cambio social que influyen y reproducen patrones de conducta que no solo reflejan la realidad sino que pueden perpetuarla  o ser parte del cambio y la transformación en la opinión pública.

El espacio radial Deportes y Tacones, dirigido por  las periodistas María José Cubero y Mariana Luzuriaga, ex jugadora de voleibol, así como de la entrenadora profesional de futbol, Karla Alemán, representa un acierto y una ventana donde mujer y deporte se unen sin atisbos, con claridad y dominio temático, con la experiencia de ser parte del medio rompiendo mitos, como el caso de Karla comentando partidos de primera división de futbol masculino en televisión, osea demostrando que se puede ser mujer, deportista y tener la propiedad para hacer un dialogo constructivo, participativo sobre deportes y en un país futbolero como el nuestro eso cala.

Indicaba la Ex Directora Ejecutiva de ONU Mujeres y Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas,  Dra Michelle Bachelet: “cualquier mujer líder, sea de una organización comunitaria o de un país, puede ser agente de cambio”; por eso estas tres mujeres están generando un cambio y espero logren continuar  con el apoyo necesario, visualizando los deportes donde las mujeres son parte activa, esos donde hay déficit de ayudas públicas, con poca presencia y cobertura de medios, con poca inversión comercial; elementos que no han sido trabas para que destaquen y brillen con luz propia chicas como Sugey Arias o Shirley Cruz en futbol, Karla Céspedes, ciclista y medallista poaseña, la fondista Nora Rodríguez, Andrea Ortiz en racquetbol, Alia Cardinale en triatlón, Dirley Yepes en esgrima, Sharolyn Scott en atletismo, sin dejar de mencionar a doña Clemencia Conejo precursora de muchas generaciones de formadores deportivos. Podría continuar, la lista es enorme, hay mucho potencial y es tiempo de que la participación femenina en los deportes deje de ser asociada a la parte decorativa (tipo rumberitas), es hora de que se tome en serio, se invierta y se abran  espacios para que los tacones y los deportes no sean antagónicos sino reflejo de una sociedad equitativa, participativa, donde las opciones y condiciones sean iguales para las mujeres y los hombres deportistas.

Termino esta reflexión incentivando a Karla, María José y Mariana: sigan abriendo brecha, recuerdo el coro con el que  animábamos al equipo del colegio en los partidos: ¡van bien muchachas, van bien!!  Grabémonos la frase de la corredora Wilma Rudolp: “Nunca subestimes el poder de los sueños y la influencia del espíritu humano. Todos somos iguales en ese aspecto. El potencial de grandeza se encuentra en cada uno de nosotros.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *