Portada » Opinión » Desarrollo con rostro humano

Desarrollo con rostro humano

Por Marina Aguiluz Armas

 

He aprovechado el espacio que me brinda esta revista para compartir con ustedes mujeres participes y protagonistas del mundo actual la nota que le envié al señor presidente de nuestro país.

 

Señor Presidente

 

Durante los últimos años hemos tenido un estado desertor incapaz de resolver los temas sociales. Nos preguntamos ¿cuáles deben de ser las tareas de este Estado? En primer lugar satisfacer las necesidades básicas en salud y educación. Los individuos quieren un proyecto de vida que les permita autorealizarse, superar la soledad, el aburrimiento y la desconfianza en la clase política que les dé motivos y fuerza para vivir. La sociedad actual no tiene perspectiva, la marginalidad es cada vez mayor y a eso tenemos que  oponerle una crítica profunda al modelo que se está aplicando y dar una alternativa diferente.

desarrollo en saludLos problemas y las necesidades  de los grupos sociales no se han podido solucionar con  el esfuerzo precario del Estado, los cuales siempre generan demandas sobre el mismo como ente ordenador de la sociedad. Pero así como la sociedad va cambiando también cambian las necesidades de la gente y por ende el rol del Estado.

El estado actual está en crisis porque ha dejado de ser funcional a toda la sociedad y a sus nuevas necesidades, siendo incapaz de llevar adelante políticas públicas y de gestionarlas con eficiencia y honestidad pero sobre todo con un gran sentido  de solidaridad y transparencia.

Hay que redefinir un nuevo modelo de desarrollo que asegure crecimiento pero a la vez nos permita cubrir la dimensión de la equidad.

Reformular este modelo de desarrollo es tarea de largo plazo pero estas reformas no son posibles si no se abordan ahora los desarrollo en educacionproblemas de desintegración social que existen en nuestra sociedad. Si queremos hacer reformas de largo plazo, debemos resolver hoy problemas de mediano y corto plazo Esto implica políticas contra la pobreza, que si bien es verdad tienen carácter asistencial , no son de manera alguna respuesta al problema de la misma, la solución que se requiere es un tipo de crecimiento  distinto del que tenemos hoy, y en el corto plazo, si queremos sociedades con capacidad de competir en un mundo globalizado, y altamente competitivo, necesitamos un alto grado de cohesión social y eso solo se logra a través de políticas asistenciales que aunque son medidas paliativas temporales ayuden un poco a combatir la pobreza, políticas que estén en función de los más, que son los que menos tienen. Ojala que los nuevos abanderados que dirigen las  áreas sociales de las diferentes instituciones de lucha contra la pobreza de nuestro país a partir del 8 de mayo del 2014, vean a los pobres no como ideólogos de proclamas sociales vacías, sino con el rostro humano del cual adolecen la mayoría de éstos programas dirigidos al combate a la pobreza hoy en día.

Por ello Sr. Presidente, al haber obtenido el pasado 6 de abril un triunfo tan contundente  usted tiene un ineludible compromiso con todos los costarricenses, pero sobre todo con aquellos que menos tienen.

 

Afectuosamente

MS.c Marina Aguiluz Armas

Representante de las Mujeres

Liberacionistas al Directorio Político Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *