Portada » Temas varios » Educación » Disfrutemos las vacaciones escolares

Disfrutemos las vacaciones escolares

Redacción mujereshoy

Terminada  la época escolar, los padres nos preguntamos ¿Qué hacer con nuestros hijos durante las vacaciones? ¿Es prudente que sigan las tan famosas “vacaciones útiles”? ¿Qué hacer para que no se aburran?

Los niños esperan con ansías la época de vacaciones y es que al igual que los adultos necesitan de ellas para despejarse de las tareas habituales que han tenido durante el año escolar para vivir nuevas experiencias. Por otro lado existe la preocupación de los padres sobre qué hacer con sus hijos mientras muchos de ellos trabajan, existe el temor de que este periodo del año se convierta en una época de descontrol, difícil de manejar puesto que dejarán de estar ocupados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOtros se preocuparán más al pensar que sus hijos olvidarán parte o gran parte de lo que aprendieron durante el año escolar y es por ello que recurrirán a las vacaciones útiles, ciclos de nivelación o adelanto y otros preferirán inscribir a sus niños en varios cursos y talleres bajo la premisa de “aprovechar el tiempo libre”. En fin, en esta época del año, la oferta de talleres y cursos de verano para niños es extensa, y cada familia buscará la alternativa que le parezca más adecuada, teniendo en cuenta su situación y las necesidades e intereses de sus hijos.

Al respecto, teniendo en cuenta las características de los niños y las recomendaciones de nuestros especialistas en educación infantil, debemos tener en cuenta lo siguiente:

Las vacaciones no debe ser sinónimo de descontrol, por el contrario los padres deben procurar que se respeten los horarios de sueño y comida de los niños, aunque éste no sea tan riguroso como en la etapa escolar, es necesario que el niño mantenga sus hábitos diarios y que éstos no se pierdan.

Pongámonos en el lugar del niño, si queremos mantenerlo ocupado inscribiéndolo en un programa de vacaciones útiles para aprovechar el tiempo libre o para que su periodo de vacaciones no interfiera en nuestras labores habituales, pensemos ¿nos gustaría a nosotros seguir con las clases cuando hemos esperado con ansias la llegada de las vacaciones? Las vacaciones deben ser en todos los casos periodos de descanso y recreación. Sólo en el caso de que el niño lo necesite deberá seguir programas de recuperación.

Las vacaciones deben ser recreativas y divertidas para el niño, ahora nuestros hijos deben experimentar nuevas opciones, diferentes a las del periodo escolar; no es beneficioso recargarlo con más cursos ya que durante casi todo el año se ha estimulado la parte lógica del cerebro, aquella que está relacionada con el lenguaje, las matemáticas y todas las materias que la escuela refuerza o profundiza constantemente, es necesario estimular la otra parte del cerebro, la parte creativa, de esta manera estaremos favoreciendo el desarrollo y la educación integral del niño, pues ésta es más productiva y completa.

Es conveniente escoger talleres recreativos teniendo siempre en cuenta los gustos y preferencias de su niño, además de brindarle periodos de relajación y diversión, estaremos estimulando su creatividad y las diferentes formas de expresarse, desarrollando su talento y habilidades.

Sepa qué taller elegir para su niño, los talleres recomendados por los especialistas son la práctica del deporte, las danzas, la pintura, el dibujo, la música, el teatro, en fin, todas las actividades artísticas y recreativas que unan la diversión con el desarrollo de habilidades y la creatividad del niño.

Aproveche esta temporada y comparta el tiempo con su hijo, descubran juntos actividades divertidas que además de desarrollar habilidades y talentos, reforzarán las relaciones familiares.vacaciones 2

Aprovechar las vacaciones para realizar actividades infantiles con los niños es muy beneficioso para ellos. Los niños pasan más tiempo en casa y eso puede representar un poco de inquietud para los padres que tendrán a su cargo la distracción de sus hijos. Llegarán llenos de energía, y con personalidades e intereses distintos y, por lo tanto, lo mejor es prepararnos.

Cómo deben ser los juegos de los niños en vacaciones

Las actividades infantiles para las vacaciones aumentan la diversión, afianzan los progresos y desarrollan nuevas habilidades. Hemos preparado algunas sugerencias para que todos os paséis muy bien en vacaciones, pero ante todo, es necesario que no olvidéis de tres reglas básicas.

 

  1. Desarrollo lúdico. Propón actividades que siempre sean un juego.
  2. Afán de superación. Alégrate con los logros, avances y mejoras de tu hijo.
  3. Metas. Anímale a concluir objetivos y, cuando lo consigas, prémiale con una actividad especial ( cine, paseos, excursión, etc)

Juegos que desarrollan la motricidad del niño y bebé

– Natación: anima a tu hijo a nadar. Es un deporta emuy completo, tanto física como psicológicamente.

– Juegos que estimulen las habilidades motoras (bicicleta, pelotas, comba y cuerda)

– Dibujar (animales, cuentos, momento familiar y paisajes).

– Colorear con distintos tipos de pintura (lápiz de color, cera, témpera).

– Recortar y punzar (revistas, fotos, papel de seda, cartulina, rollos de papel higiénico).

– Modelar plastilina, masa de pan y arcilla.

– Montar en bicicleta sin los ruedines.

– Aprender a caminar en patines.

– Caminar, correr y saltar, por la playa y, campo

– Jugar al “Corro de la patata”.

– Caminar en contacto con la naturaleza.

Actividades infantiles para el desarrollo intelectual del los niños y bebés

– Hablar mucho con los padres, amigos, familiares, vecinos, haciendo hincapié en: escuchar; esperar turno para intervenir; pedir por favor, saludar; pronunciar las palabras correctamente; formar frases bien estructuradas; relatar hechos e acontecimientos.

– Escuchar cuentos o historias.

– Escuchar música.

– Leer imágenes (para aumentar su vocabulario).

– Leer cuentos sencillos.

– Inventar, dibujar y escribir (poesías, cuentos, cartas a los amigos).

– Adornar folios usando variados materiales.

– Jugar a la ‘cadena’ de palabras. Ejemplo: a un grupo de tres o más niños, uno dice una palabra, el siguiente dice la palabra del anterior y añade otra, etc. Va abandonando el juego el niño que no consiga añadir palabras nuevas.

– Jugar al ahorcado.

– Jugar al “Veo-Veo”.

– Inventar frases de 3, 4, 5, o más palabras.

– Jugar a emparejar cartas o fichas.

– Jugar con los números.

– Jugar a parchís, la oca, las tres en raya, dominó, y a otros juegos de mesa.

– Montar un puzzle o rompecabezas gigante entre todos de la familia

– Dormir mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *