Portada » Temas varios » Revista » El cine mexicano, fascinado con el peligroso barrio de Tepito

El cine mexicano, fascinado con el peligroso barrio de Tepito

Por Juan Manuel Badillo (dpa)

tepitoTepito, el llamado “barrio bravo” de Ciudad de México, se ha convertido en una atractiva locación para cineastas mexicanos como Carlos Cuarón, quien filmó en la popular barriada “Besos de azúcar”, una versión del clásico de la Nouvelle vague “Los 400 golpes” de François Trufautt.

El hermano de Alfonso Cuarón y director de “Rudo y Cursi”, la película mexicana más taquillera de 2008, contó al presentar la cinta en el 28 Festival Internacional de Cine de Guadalajara que a lo largo del rodaje su equipo fue víctima de un robo por parte de hombres armados.

“Estábamos descansando en una camioneta y vimos venir a tres tipos con pistola en mano y pensé que eran armeros (manejadores de armas falsas), pero cuando me di cuenta eran de verdad, llegaron y sin decir nada me dieron un cachazo en la cabeza”, contó a la prensa el fotógrafo del film Kenji Katori.

“Besos de azúcar”, que cuenta la historia de dos adolescentes y su primer amor, fue filmada en su mayoría en locaciones de Tepito, una de las zonas comerciales populares más frecuentadas de la capital mexicana, en la que se comercializan infinidad de artículos que van desde ropa hasta drogas y armas.

Según Cuarón, en Tepito “existe una rara energía desde antes de la Conquista de México por Hernán Cortés, en 1519”. Allí llevaban “a los indeseables y desde entonces hay una ‘vibra’ extraña”, contó el cineasta.

En este barrio de Ciudad de México “está representado todo el microcosmos de qué es México”. El barrio, cuyo corazón es un gigantesco mercado, creció alrededor de una iglesia y el llamado estadio de fútbol llanero El Maracaná.

También en Tepito se encuentra rondando el actor Daniel Jiménez Cacho, embarcado en una serie de televisión sobre los llamados “tepiteños” titulada “Crónica de castas”. Según contó a dpa, la serie consta de 13 capítulos y “no habrá ni mal ni bien de ellos”.

Cuestionado sobre los peligros de rodar en esa demarcación, Giménez Cacho -quien actúa en la película “Blancanieves” del español Pablo Berger- dijo no sentir temor alguno. Según su experiencia, en Tepito “cuando te conocen te adoptan”.

Algunas de las cintas reconocidas que han utilizado Tepito como locación son “Lagunilla mi barrio” 1 y 2, filmadas en 1981 y 1983, respectivamente, con las actuaciones de Lucha Villa, Manolo Fábregas, Héctor Suárez y Leticia Perdigón. Estas películas fueron filmadas en uno de los mercados más antiguos del lugar.

“Días de gracia” (Everardo Gout), un filme sobre violencia y corrupción ganador del premio de la prensa en el 27 Festival Internacional de cine de Guadalajara, tuvo como locación el estadio Maracaná de Tepito y la cinta “Don de Dios”, de Fermín Gómez, puso de moda la frase “ser mexicano es un orgullo, pero ser de Tepito es un don de Dios”.

Una respuesta para El cine mexicano, fascinado con el peligroso barrio de Tepito

  1. Mirna Martínez Urbina Responder

    1 abril, 2013 en 12:47 PM

    Estuve en México de paseo con mi hermana y mi hija en el 2009 e inocentemente quise comprar ropa de cama de una marca reconocida y nos dijeron que en Tepito. Rápidamente y sin temores tomamos un taxi que nos dejó en la tienda, el ambiente era bravo pero no más que el mercado Borbón en San José. Hay que andarse con cuidado…nosotras tuvimos suerte y me pude traer mis edredones de Vianey jajaja!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *