Portada » Destacados » En África las mujeres pelean el futuro de su país

En África las mujeres pelean el futuro de su país

Rosita Arguello Mora, periodista

Lina Barrantes Castegnaro. Traductora

 

El viernes 25 de mayo la Universidad para la Paz, (UPAZ) afiliada a la Organización de Naciones Unidas, celebró la ceremonia de Graduación 2012, en el Campus Rodrigo Carazo Odio, el Rodeo de Mora, Ciudad Colón.

La oradora invitada a la ceremonia fue la señora Bineta Diop, oriunda de Senegal, Directora Ejecutiva y fundadora de Femmes Africa Solidarité (FAS) y del Centro PanAfricano para Género, Paz y Desarrollo.  Diop fue electa Vicepresidente del Comité de Mujeres de la Unión Africana y lidera el Grupo de Trabajo sobre Paz de las Naciones Unidas en Ginebra, es miembro del Grupo de Asesores Internacionales del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC). Además, fue designada como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time en el 2011.

Mujereshoy se acercó esta mujer partícipe y protagonista y le preguntó

Mujeres Hoy- A la mujer africana le ha costado abrirse espacios, ¿porqué razones han sido tan discriminadas?

Bineta Diop- Creo que como muchos otros continentes que se han transformado sobre todo en las barreras culturales que fueron puestas por los hombres y  dejadas en la sociedad y como estas fueron impuestas y puestas en práctica bajo el mando de los hombres en amplia  discriminación hacia las mujeres que existe siempre en lo cultural , político y económico, pero lo más difícil es que en África con nuestros conflictos y la violencia el cuerpo de la mujer ha sido utilizado como un campo de batalla, además la mujer ha sido considerada como una pertenencia del hombre. Por otro lado es importante tener claro que la mujer es la piedra fundadora de una familia ; entonces cuando uno quiere tocar una familia o una comunidad se toca a la mujer, por eso ella sufre y continua sufriendo.

 

MH- ¿Han sentido las mujeres africanas que hay un cambio?

BD- Hay cambios y gracias a las mujeres ha habido una revolución lenta pero una revolución que está en pleno apogeo hecha por las mujeres con los jóvenes, porque tanto para las mujeres como para los jóvenes existe discriminación. Hay leyes que son positivas y que se inclinan al lado de las mujeres y son ellas quienes las reivindican, por ejemplo en mi país Senegal nosotras nos movilizamos para tener una ley sobre la paridad que acaba de ser adoptada. El próximo mes serán las elecciones y hay una ley que hace que haya una  mujer-un hombre, una mujer- un hombre. Cuando uno habla de una institución como la Unión Africana también nosotras hemos luchado por tener la paridad pero no es el número de leyes lo que cuenta, se debe dar una transformación en los programas y es ahí donde se presenta el desafío. África es el continente que tiene un crecimiento económico de dos cifras porque nosotros tenemos el petróleo, la infraestructura y los recursos naturales que aportan una gran economía pero no tenemos transformaciones económicas en la base. Nosotros tenemos siempre los pobres y los ricos entonces la riqueza. Los pobres no se benefician.

 

MH- ¿Es por eso que usted afirma que la mujer debe tener acceso a las decisiones políticas y a las decisiones económicas?

BD- Nosotras peleamos por esas transformaciones para que el desarrollo de África se dé con la ayuda de las mujeres, no es que las mujeres son mejores que los hombres sino que es la posición de la mujer dentro de la familia la riqueza que tiene esta unión y que uno pueda beneficiarse. En África lo importante es que los mecanismos de decisión de la mujer están ausentes y que nosotros tenemos un club de hombres que continúan por acaparar la riqueza y que olvidan la población. Un club en el que no participan todos los hombres pero los que participan lo conforman a través de la corrupción; las transformaciones deben hacerlas las mujeres que no pertenecen a ese club y poner a mujeres de política es por eso que nosotros tenemos a Ellen Johnson, ella fue muy valiente, una jefe de estado que tomo la dirección de Liberia y la está haciendo transformaciones pues tiene acceso a las áreas económicas. Ella quiere negociar los contratos con el sector privado, ella pelea contra la corrupción, toma iniciativas por reinsertar a los niños soldados, crea fondos para apoyar a las mujeres abriendo mercados con el fin de darles un poder económico. Pero no es solo eso: una mujer en Senegal que es candidata en la banca mundial (gobierno económico) en este momento nosotras tenemos muchas ministras de finanzas por que cuando la gente quiere transformar es este momento ellas comprenden que hay muchos bancos que están siendo gerenciados por las mujeres esto con el fin de luchar contra la corrupción.

 

 MH- El trabajo suyo es con las mujeres en zona de conflicto, ¿cómo cuales y en qué consiste?

BD- Nuestras mujeres quieren transformar el gobierno y esto comienza por los conflictos porque es el primer problema que tenemos; en África tenemos la democracia, los derechos del hombre pero eso se une a que hay conflictos por todo y nos impide cumplir con los objetivo. Si hablamos de desarrollo estamos obligados a tomar en cuenta los dos aspectos que están ligados y es por eso que empezamos a ver los conflictos antes para la prevención, durante y después. Ejemplo de cómo trabajamos antes son las elecciones en Africa ya que el poder esta centralizado y hay conflictos porque quieren tener  todo el pastel entonces tomamos medidas de prevención: Antes, miramos los lugares e instituciones donde se realizaran las elecciones, observamos que las personas sean independientes, y que hayan mujeres presentes. Durante: que hayan mujeres que observen las votaciones, formación de mujeres para la observación de las elecciones, formación de los periodistas para que no perpetúen la violencia y haya un espíritu de observación, durante los conflictos llevamos las mujeres a la mesa de negociación (nosotros trabajamos con Nelson Mandela y con otros mediadores,  con tres jefes de estado y con esta iniciativa logramos que las naciones unidas no tuvieran injerencia y que reconociera nuestra iniciativa por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Después: Trabajamos con las constituciones ayudamos a los países a revisar las constituciones siempre con nuestros ojos de mujer, nosotros ayudamos a Rwanda, Burindi  y a otros países a tener un plan de acción nacional con énfasis en temas como mujeres, paz y seguridad. Post conflicto: Identificamos a las mujeres emprendedoras que tengan potencial para crecer y tenemos un programa con el Instituto de Empresa Madrid para ayudar a las mujeres a hacer un plan de negocios y traemos a las empresas a que inviertan; lo que genera empleo para jóvenes en reirserción, tenemos una oficina en Nueva York para ver el trabajo de las Naciones Unidas, así como proyectos sobre violencia en Sudan y otros países.

 

MH- La violencia contra la mujer es uno de los grandes problemas. ¿En cuál lugar es más evidente este problema?

BD- Eso pasa en todo lado, si no hay reglas y leyes jurídicas que protejan y acompañen a las mujeres y que sean puestas en práctica; cuando una mujer va a una corte y sea escuchada. Las peores formas de violencia es la violencia planificada que son armas de guerra. En los sectores urbanos es donde los hombres tienen una expresión de masculinidad que también es un problema en la educación de las mujeres. Somos nosotras quienes educamos a los niños y sabemos mostrar otro rostro y cortar la cultura de violencia. La mujer no debe tener toda la responsabilidad hay que compartir hombre y mujer de forma igualitaria la carga.

 

MH- ¿Les ha dado Naciones Unidas el espacio suficiente para sus luchas?

BD- En Dakar existe una plataforma africana desde hace 15 años, después de la conferencia de Pekín obviamente fue Dakar la plataforma regional para la conferencia de las mujeres africanas. Son ahora mucho mas consientes y han abierto los ojos solicitando que la paridad sea aplicada como símbolo de la igualdad de los hombres y mujeres en términos de derechos. En este momento África pide otra conferencia y está en debate si se realizara o no

En resumen: Logramos aprobar el protocolo sobre derechos de las mujeres en África que es un instrumento protagonista por que habla del aborto en caso de violación, tenemos 2 mujeres jefes de estado que participan en el ámbito político. Hay muchas mujeres ministras del interior por ejemplo en Rwanda mas del 50 por ciento del parlamento son mujeres. Votamos leyes en su favor y hay avances significativos en la educación principalmente en primaria En África se ha abandonado la Agricultura ya que esta el cambio climático que aunque somos conscientes no hacemos nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *