Portada » Destacados » En busca del estilo …

En busca del estilo …

Artículo escrito por Adriana Morales Alvarado. Adriana Morales

Diseñadora de modas.


” No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase”
Coco Chanel

Le robe la frase a esta legendaria diseñadora porque encierra la definición perfecta de lo que es el estilo. Siempre me ha parecido interesante el hecho de que la pregunta más frecuente a un diseñador es: ¿Qué o cómo hago para lograr tener un estilo propio? Muchas personas piensan que definir su estilo se basa en solo seguir unos consejos o tips, pues se equivocan; debemos aplicar un enorme conjunto de factores para adquirirlo.estilo propio
Según mi experiencia, logramos estilo cuando unimos los consejos de la ética del vestuario con nuestra propia personalidad. Aclaro que una cosa es la moda, seguir patrones o tendencias pero muy diferente es distinguirse por nuestro estilo. Al mencionar las palabras de Coco Chanel confirmo que ni la apariencia, ni el dinero, ni la ropa pueden crear el efecto de una gran personalidad.
modaPodemos ayudarnos con colores, accesorios, piezas favorecedoras, pero lo que realmente importa es tener ese sello personal e inigualable cuando alcanzamos un balance entre lo externo y nuestro espíritu.
De nosotras depende definir y exponer con gusto la ardua labor de la adquisición y la práctica del conocimiento a la hora de vestir. Nunca sacrifiquemos nuestra esencia, querer cambiarnos por completo seria un oasis pasajero teniendo como resultado arrepentimiento e insatisfacción. La permanencia del encanto se basa en crear a partir de nuestras virtudes interiores y exteriores, desde ese punto alcanzamos nuestro mejor estilo. De nada vale estar al tanto de la moda si no nos hemos dado la oportunidad de analizar las cualidades que nos distinguen y por ende resaltarlas en cada uno de los detalles a la hora de vestirnos. No temamos decidir y optar por lo que nos define.
Recordemos que hoy en día la clave es ser únicas, si nos esclavizamos por la moda perdemos automáticamente el sentido de nuestra creatividad, esto conlleva a pertenecer a las masas y no ser originales.
Los ingredientes para la receta mágica son: mucho amor y aceptación, al sentirnos seguras somos capaces de ser luz y encantar a los otros. Menos es más, la sobriedad es símbolo de elegancia. Es bueno hacer pequeños cambios para modernizar nuestro look,  pero son prohibidos los cambios radicales que no solo afectan nuestra apariencia sino también provocan reacciones negativas en nuestro entorno. La edad no importa, pensar que por ser mujeres maduras debemos adoptar una apariencia seria y fría hace que renunciemos a nuestra belleza, pero si,  nos abrimos a las propuestas modernas, podemos tomar decisiones acertadas sin caer en lo ridículo y ser atractivas siempre.
Nuestro vestuario es una inversión que se vuelve exitosa al complementarlo con nuestra esencia…es la única manera para lograr un estilo perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *