Portada » Salud » Fecundación in vitro. ¿Qué es esto?

Fecundación in vitro. ¿Qué es esto?

Mujereshoy y reproducción asistida

inVitroHace pocos días el señor presidente de la República don Luis Guillermo Solís firmó un decreto para permitir la Fecundación Invitro, conocida como FIV, pero… ¿qué es esto? La fecundación in vitro es un tratamiento en el que los embriones se forman en el laboratorio, donde los óvulos y el semen, juntos en un mismo medio y en unas condiciones idóneas, siguen el proceso de selección natural según el cual un espermatozoide fecundará alguno de los óvulos. Una vez formados los embriones se transfieren al útero materno para tratar de lograr una gestación.

Esta técnica fue la que realmente revolucionó, hace más de 30 años, el campo de la Medicina Reproductiva. Se desarrolló en Inglaterra de la mano de los doctores Robert Edwards (Premio Nobel de Medicina 2010) y Patrick Steptoe. Dio lugar al nacimiento de Louise Brown, el 25 de julio de 1978, que conmocionó tanto al mundo de la medicina como a la sociedad en general. El término con el que se le bautizó coloquialmente, “baby-tube” (niño probeta), hace referencia a la formación de un embrión humano fuera del aparato genital de la mujer, en un tubo de ensayo en el laboratorio, algo inimaginable hasta ese momento.

Inicialmente la fecundación in vitro (FIV) estaba indicada exclusivamente para conseguir gestaciones en mujeres que habían quedado estériles tras la extirpación de ambas trompas de Falopio (salpinguectomía bilateral) debido a embarazos ectópicos previos, pero hoy en día también está indicada para resolver otros muchos problemas, entre otros los factores masculinos moderados o severos: Factor tubárico (obstrucción tubárica), Factor tubo-adherencial (síndrome adherencial), Endometriosis en grados moderados, Cirugía tubárica previa (salpinguectomía), Fracaso de IAC, Fracaso de IAD, Factores masculinos moderados-severos.

Técnicas de ovo-donación.

Por el contrario, no debe de aplicarse en los siguientes casos:

Factor masculino severo con recuperación espermática menor de 1,5 millones de espermios móviles, Factor inmunológico severo, Nula reserva funcional ovárica.

No se debe realizar la FIV con ciclos naturales ovulatorios, ya que obtendríamos como máximo un ovocito y la posibilidad real de embarazo sería muy baja. Para aumentar el número de óvulos disponibles, previamente se realiza una hiperestimulación ovárica controlada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *