Portada » Temas varios » Educación » Los niños y la pérdida de un ser querido

Los niños y la pérdida de un ser querido

Artículo escrito por Esther Rosario Sánchez Uriarte

 

 

El dolor por la pérdida de un ser querido se siente a cualquier edad, también en la infancia.

La mayoría de los adultos no saben cómo actuar para ayudar a sus hijos  y a veces equivocadamente, nosotros como padres de familia no sabemos mostrar los sentimientos.

niños perdida ser queridoLo que los niños pueden entender sobre la muerte depende en gran medida de su edad, sus experiencias vitales y su personalidad. Cuando los adultos tienen que enfrentarse a la difícil tarea de explicar a un niño(a) que una persona cercana ha fallecido, a veces optan por decirle que se fue de viaje, de vacaciones, que está dormido, o simplemente determinar que: “es mejor no decirle nada”… “ya se lo diremos cuando vaya siendo mayor”, pero en realidad hay que explicarles lo que está pasando en esos momentos, ese temor a hablar de los sentimientos ocurre incluso en situaciones más “llevaderas” aunque también traumáticas para un niño(a), por ejemplo ante la muerte de su mascota.

Esto tal vez sea difícil para usted, porque puede que no sepa todas las respuestas. Pero es importante crear una atmósfera de confianza y que transmita a los niños el mensaje de que no hay una manera correcta ni equivocada de sentirse. Los niño(as) están creciendo a cada instante tanto física, como mental, emocional y espiritualmente, lo que les ayudará a ir comprendiendo poco a poco lo que representa la muerte.

La muerte adquiere una connotación emocional mucho más intensa y se inician en el conocimiento y la práctica de costumbres sociales, culturales y religiosas a las que pertenecen, lo que les puede ayudar a elaborar su duelo.

Permitir que haga todas las preguntas que quiera e incluso si no las hiciese, insistir prudentemente para que las haga, contestándole correspondiendo a su edad y madurez.

Los niños se entristecen por el fallecimiento del ser querido, pero su naturaleza infantil, lo que se podría decir que es una defensa para el ser humano, es permite no mantener de forma continua en su ánimo el dolor que el hecho les produce. Así se les puede ver a veces muy contentos, incluso casi eufóricos, pero otras tristes e incluso depresivos.

Hablar sobre la muerte ayudará a que el niño(a) la vaya conceptuando como algo natural y facilitará que se abra la puerta de una comunicación sincera.

Es muy importante fomentar la comunicación, sólo así se podrá saber lo que siente y le costará menos iniciar el diálogo cuando le sea difícil expresar su dolor.

Esperamos ciertas reacciones de los niños cuando se enfrentan a la muerte. Su miedo, rabia, tristeza.

Los niños expresan su dolor a través de lo siguiente:

  • Comportamiento
  • Emociones
  • Reacciones físicas
  • Pensamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *