Portada » Salud » Me duele mucho la espalda, ¿qué puede ser?

Me duele mucho la espalda, ¿qué puede ser?

Redacción Mujereshoy

espaldaEn algunas ocasiones me duele mucho la espalda, explicó una joven madre que cambia a su bebé sobre la cama.

  • La causa exacta del dolor en la parte baja de la espalda se descubre en muy pocas ocasiones, incluso con la tecnología que existe en la actualidad. En la mayor parte de los casos el dolor de espalda puede ser un síntoma con diversas causas, que incluyen algunas o todas las que se enumeran a continuación:
  • Uso excesivo, actividad agotadora o uso incorrecto (por ejemplo, levantar objetos muy pesados o de forma repetida, exponerse a vibraciones durante períodos prolongados).
  • Traumatismos, lesiones o fracturas.
  • Degeneración de las vértebras (a menudo causada por tensión en los músculos y ligamentos que sostienen la columna vertebral o por los efectos del envejecimiento).
  • Infección.
  • Un crecimiento anormal (tumor).
  • Obesidad (a menudo causa exceso de peso sobre la columna vertebral y presión sobre los discos).
  • La pérdida de tono de los músculos de la espalda.
  • Tensión o espasmos musculares.
  • Esguince o torcedura.
  • Desgarros de los músculos o los ligamentos.
  • Problemas en las articulaciones (por exemplo, stenosis espinal).
  • Un disco que sobresale o está herniado (deslizado).
  • Una enfermedad (por ejemplo, la osteoartritis, la espondilitis o fracturas de compresión).

Entonces saltan las preguntas como: ¿Se puede prevenir?

Por supuesto, las siguientes recomendaciones pueden ayudar a prevenir el dolor de la parte baja de la espalda:

  • Utilizar técnicas correctas para levantar objetos.
  • Mantener una postura correcta cuando se esté sentado, de pie o durmiendo.
  • Hacer ejercicio de forma regular (con ejercicios de estiramiento adecuados antes de empezar).
  • Evitar fumar.
  • Mantener un peso saludable.
  • Reducir el estrés emocional, que puede producir tensión muscular.

El tratamiento específico del dolor en la parte baja de la espalda será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

Qué tan avanzada está la condición.

Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

Modificación de la actividad.

Medicamentos.

Rehabilitación, fisioterapia o ambas.

Terapia ocupacional.

Pérdida de peso (en caso de obesidad).

Dejar de fumar.

Seguir un programa preventivo (dirigido por el médico).

Cirugía.

Aparatos ortopédicos (por ejemplo, apoyos mecánicos para la espalda).

La rehabilitación en el dolor de la parte baja de la espalda o dolor lumbar:

Generalmente, la rehabilitación para el dolor lumbar se realiza en tres fases, entre las que se incluyen las siguientes:

Fase I: Fase aguda

Durante esta fase inicial el fisiatra y el equipo de tratamiento se centran en realizar el diagnóstico, establecer un plan de tratamiento adecuado y llevar a cabo el régimen de tratamiento para reducir el dolor inicial en la parte baja de la espalda y el origen de la inflamación. Esto puede incluir algunos de los puntos enumerados anteriormente y, o el uso de ultrasonido, estimulación eléctrica o inyecciones especiales.

Fase II: Fase de recuperación

Una vez que el dolor y la inflamación iniciales se controlan mejor, el equipo de rehabilitación se centra en ayudar al paciente a recuperar la funcionalidad del cuerpo. Esto incluye la vuelta del paciente a sus actividades cotidianas, al tiempo que inicia un programa de ejercicios especializado diseñado para ayudarle a recuperar la fuerza y la flexibilidad.

Fase III: Fase de mantenimiento

El objetivo de esta fase de la rehabilitación para el dolor en la parte baja de la espalda tiene dos aspectos: Enseñar al paciente maneras de prevenir mayores lesiones y tensión sobre la espalda y ayudarle a mantener un nivel adecuado de estado físico para mejorar la fuerza y la resistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *