Portada » Salud » Médicos festejan el “sí se puede” tras parar privatización en Madrid

Médicos festejan el “sí se puede” tras parar privatización en Madrid

   Por Ana Lázaro Verde (dpa)

Al grito de “¡sí se puede!”, la llamada “marea blanca” española celebró el martes 28 de enero a las puertas de los centros de salud de Madrid la renuncia del gobierno regional a privatizar la gestión de seis hospitales y una veintena de ambulatorios.

marea blancaAtaviados con las batas blancas que dan nombre al movimiento, médicos, enfermeros y demás personal sanitario volvieron a sacar a la calle las pancartas que durante meses agitaron para reclamar una sanidad pública de calidad. Pero esta vez, con una sonrisa triunfal.

“Hemos conseguido que se paralice un proyecto cuyo objetivo era privatizar algo que en un país desarrollado y democrático debe ser público e igual para todos”, dijo a dpa Ana Camarena, médico que participó en las protestas. “Privatizar solo crea desigualdad social y empeora la calidad de la sanidad en todos los niveles”.

“Lo valoramos de forma muy positiva, pero esperamos que sea una realidad y no solo un gesto político”, afirmó ante las cámaras de televisión Fátima Brañas, portavoz de la Asociación de Facultativos Especialistas.

El gobierno regional de Madrid anunció ayer lunes la renuncia a sus planes de privatizar la gestión de hospitales públicos y centros sanitarios, después de que la Justicia confirmara la suspensión del proceso, a petición de los sindicatos de médicos.

La sensación entre los profesionales: que los meses de lucha y el trabajo en los tribunales sirvieron de algo. Aunque advierten de que seguirán vigilantes.

“Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos y no vamos a permitir que jueguen con nuestra sanidad”, dijo una profesional a las puertas del hospital Infanta Leonor. Allí, sus compañeros se dirigían jubilosos al máximo impulsor del plan privatizador: “¡Lasquetty, escucha, ganamos la lucha!”.marea blanca2

El titular de Sanidad de la región de Madrid, Javier Fernández Lasquetty (del PP de Rajoy), presentó el lunes 27 su dimisión, después de abanderar durante meses una polémica externalización de la sanidad y justificar una reducción del presupuesto en tiempos de crisis.

El nuevo responsable del área, Javier Rodríguez, juró ese martes 28 su cargo y tendió la mano a los profesionales de la sanidad de Madrid, tras muchos meses de desencuentros: “Habrá que recomponer las relaciones maltrechas que en estos momentos existen, porque sin ellos no podría funcionar el sistema”, dijo.

Las pancartas con tijeras recordaban la sombra de los recortes sanitarios. “La sanidad no se vende, ¡se defiende!”, rezaban otras.

Los partidos de la oposición aplaudieron la paralización de los planes del gobierno de la Comunidad de Madrid. El líder del Partido Socialista la tildó de “vacuna para la fiebre privatizadora” de otras regiones gobernadas por el Partido Popular (PP) de Rajoy.

Izquierda Unida destacó la fuerza de las protestas y la lucha en los tribunales. “Esto nos da un mensaje: que sí se puede, que la movilización es útil cuando se hace dentro de los mecanismos del Estado de derecho”, dijo el dirigente Cayo Lara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *