Portada » Destacados » Mujeres piden no suspender proceso de paz.

Mujeres piden no suspender proceso de paz.

Redacción mujeres hoy

Las más de 500 mujeres de distintas regiones del país que se reunieron esta en la última semana de octubre en Bogotá para participar en la Cumbre Nacional Mujeres y Paz. Allí firmaron un documento con diferentes propuestas para la mesa de diálogos paz que adelanta el Gobierno con las Farc en La Habana (Cuba).

CUMBRE NACIONAL DE MUJERES Y PAZ  mujeres de diferentes organizaciones del pais e internacionales se han reunido para formalizar cuales seran las propuestas que enviaran a La Habana para que permitan su participacion dentro de los dialogos que se llevan a cabo con las Farc Bog oct 23 2013 foto Guillermo Torres Revista SemanaEntre los planteamientos está el no suspender el proceso de negociación, que ya cumplió un año, por cuenta de las elecciones a Congreso y Presidencia del próximo año.

Según ellas, estos procesos electorales no pueden entorpecer lo construido hasta el momento, por lo que piden que las partes no se levanten de la mesa.

También proponen la inclusión de las mujeres en espacios políticos (especialmente en el proceso de paz), una reforma agraria con enfoque de género, la reparación integral a las víctimas del conflicto y la creación de cátedras sobre mujer y derechos en colegios y universidades.

El evento, que fue organizado por la oficina de ONU Mujeres, contó con la participación de Betty Bigombe, exnegociadora de paz de Uganda y actual ministra de Estado de los Recursos Hídricos de ese país, la columnista de periódico EL TIEMPO Florence Thomas y la exsenadora Piedad Córdoba, entre otras.

Piden hacer parte de los diálogos.

Se escucharon voces de diversos sectores sobre el papel de la mujer en el proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc. Una de ellas fue la de Betty Bigombe, exnegociadora de paz de Uganda y funcionaria pública del país africano. Apelando a su experiencia y trabajo durante la guerra de civil ugandesa (1981 – 1986), Bigombe considera que el rol de la mujer durante un conflicto armado es el de preservar unidas a las comunidades.

Betty Bigombe“Cuando la mujer interviene en la resolución de un conflicto ayuda a mantener a la familia unida. Aporta su trabajo para la solución de problemas educativos, sociales y de desarrollo económico”, dijo la hoy Ministra de Estado de los Recursos Hídricos de la República de Uganda.

Bigombe puso en duda la efectividad de los hombres en las mesas de negociaciones, y pidió la inclusión de las mujeres en los diálogos: “Los procesos de paz fracasan cuando los hombres comienzan a hablar de cómo repartirse el poder. En cambio, las mujeres estamos más dispuestas a pactar acuerdos”.

Florence Thomas, feminista y columnista de EL TIEMPO, quien ha criticado la baja participación femenina en el proceso de paz, ve a la mujer en una posición por debajo de la del hombre en este tipo de instancias. “Las líderes de la paz son las mujeres de las diferentes regiones. Es indignante que no nos incluyan en los diálogos de La Habana, nosotras somos las que aguantamos el peso de la guerra”.

Para Thomas, el escenario de participación para ellas está truncado por la “falta de voluntad política para reconocer el papel de la mujer en la política colombiana”.

Al igual que la activista de los derechos de la mujer, la exsenadora y una de las cabezas de la iniciativa ‘Colombianos y colombianas por la paz’, Piedad Córdoba, piensa que es injusta la exclusión de la mujer en el intento de lograr la paz en Colombia.

“El deber de la mujer es estar presente en la refrendación, implementación y verificación de los acuerdos finales para el fin del conflicto”, aseguró Córdoba sobre el rol femenino.

Las propuestas de las mujeres

Del encuentro salió un documento con propuestas para la mesa de diálogos de La Habana. El texto recoge el trabajo de las reuniones y debates que sostuvieron las mujeres participantes de la cumbre. Entre las propuestas se destacan la inclusión democrática de las mujeres en los espacios políticos – especialmente en el proceso de paz – , una reforma agraria con enfoque de género, la reparación integral a las víctimas del conflicto armado (cumplimiento de la Ley 1448 – Ley de víctimas) y la creación de cátedras sobre mujer y derechos en colegios y universidades.

Además, hacen énfasis en la no suspensión del proceso de paz. Aseguran que las elecciones parlamentarias y presidenciales del próximo año no pueden entorpecer lo construido hasta el momento y piden que las partes no se levanten de la mesa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *