Portada » Temas varios » Belleza » ¿Para qué quiero un tatuaje?

¿Para qué quiero un tatuaje?

Artículo escrito por Rosita Argüello MoraRosita Argüello

y ellahoy

tatuajeLa moda de los tatuajes cada día gusta más ya no solo a los hombres sino también a las mujeres pero antes de hacerlo debemos tener en cuenta algunas cosas como: su significado, y sobe todo lo que quiero comunicar con ese tatuaje.

Me imagino que Melanie Griffin cuando tatua el nombre de Antonio en su brazo quería decirle al mundo: “cuanto amo a este hombre, que lo tengo dentro de mi piel”, y lo primero que hizo cuando anunciaron su divorcio fue aparecer sin ningún nombre en el tatuaje.

Mi papá me decía que los tatuajes lo usaban los esclavos para anunciar quiera su dueño, algo parecido a lo que se hace con el ganado, pero eso viene desde antes.

Ésta es una costumbre que se remonta al Paleolítico Superior , concretamente, a las pinturas rupestres de entonces podemos observar a hombres con el cuerpo tatuado. ¿Sabías que hace 5.000 años fue encontrada en los Alpes italianos una momia con el cuerpo tatuado? Pero, no son las únicas civilizaciones que han recurrido a los tatuajes para esculpir sus cuerpos.

Así, por ejemplo, el pueblo egipcio, los aztecas e, incluso, los celtas han tatuado sus cuerpos con diferentes dibujos a los que atribuyen un poder mágico. Las antiguas creencias de estos pueblos ensalzaban el poder extrasensorial de estos tatuajes. Algunas civilizaciones hacían uso de estos tatuajes en ritos de fertilidad, para defenderse de los espíritus y como elemento protector para los recién nacidos. Pero, ésta no es la única diferencia entre la concepción de los diseños de antaño y la intención con que nos tatuamos en la actualidad. Otra de las diferencias hace referencia al modo en que unos y otros se realizan. Antiguamente se recurría al raspado de piel con un cincel y martillo para diseñarlos.

A continuación, te muestro el significado de algunos tatuajes  populares:

Tiburón: la adaptabilidad, la resistencia.

Tiburón martillo: fuerza, poder, determinación.

Tortuga: conducción, la familia, el navegante (Polinesia), longevidad (Asia).

Ballena: familia, protección.

Delfín: la armonía, la amistad, la protección.

Manta: la sabiduría, la elegancia, la libertad.

Concha: el amor, la intimidad y la protección.

León: valor, realeza.

Lagarto: fortuna, la vida.

Aves: la libertad y la comunicación con los dioses.

Mariposa: alma, la transformación, la libertad.

Dragón: la magia, la transformación.

Buho: el conocimiento, la sabiduría, la magia.

Fénix: la inmortalidad, la eternidad, la renovación.

Koru (brote de helecho): renacimiento, nuevo comienzo.

Trenza: unión fuerte y eterno amor.

Lobo: la lealtad.

Gato: el cambio, la capacidad de adaptación.

Mano de Fátima Hamsa: protección contra el mal.

Fuego: el cambio.

Las olas, el agua: la continuidad en el cambio, la vida.

Círculo: el círculo de la vida, las unidades, los orígenes.

Sol: la eternidad, la vida, la alegría.

Luna: feminidad, fecundidad.

Rosa: la perfección, el amor.

Flor de loto: la perfección, la superación de la adversidad.

Hacha: combatiente.

Escorpión: valor.

¿Dónde tatuarnos?

Puedes tatuarte en cualquier zona de tu cuerpo. Pero, el lugar que elijas es representativo de tu personalidad. Los tatuajes en hombros y brazos, son elegidos por aquellas personas que necesitan estar en constante movimiento. El cuello es elegido por aquellas otras introvertidas, mientras que los tatuajes en la espalda expresan temor ante la toma de decisiones. Por otra parte, los tatuajes en la mano izquierda expresan deseo de poder y en la derecha, la justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *