Portada » Destacados » Paris Je t aime!

Paris Je t aime!

Adriana MoralesArtículo escrito por Adriana Morales Alvarado.

  Diseñadora de modas.

París se ha mantenido como la metrópoli número uno en moda desde la época de la Corte de Versalles ya que es una constante revolucionaria en el camino de la esplendida creatividad. Es el vivo ejemplo de la dedicación a las nuevas tendencias, las propuestas que combinan telas, colores y diseños experimentales sin dejar de lado lo funcional.

anthony_vaccarelloEs sumamente interesante como se confirma la posición de esta ciudad con respecto a la moda, sus contrastes tan agudos generan al mismo tiempo un aire de compañerismo y elevan el espíritu de veneración por la moda y el arte. El estilo y construcción de las prendas  atractivas que seducen y embriagan hasta el gusto más exigente nacen en las calles de Paris; gracias a la aglomeración de talentos multiculturales que se adueñaron de ellas para mostrar sus trabajos e impregnar con nuevos ojos el chic parisino.

La actitud irreverente de esta ciudad abrió oportunidades a nuevos diseñadores para manifestar un estilo glamoroso que ya se conocía, solo que ahora con el sueño de establecerse en la capital de Francia redefinen el concepto de lo clásico con la modernidad.

Podemos informarnos acerca de otras capitales de la moda, sin embargo ninguna podrá igualarse con la magia de Paris;  esta, encarna las ideas vanguardistas sin límites que personifican una elegancia casi poética a la vez intelectual. Reina la sensibilidad del tempestuoso ego en cada colección parisina. La estética que reinterpreta elementos casi antiguos es un emblema para la moda actual y nos permitimos pensar que nadie quitara la corona a Paris que seguirá siendo por siempre el centro del universo de la moda. El sello de muchas firmas no tradicionales que se apartan de la masa terminan por asociarse y permanecer en el privilegio de ser dictadores universales que proporcionan lo ultimo del diseño sin caer en lo ridículo o lo imposible de vestir. Hyeres-2013

En la Rue Saint Honore nos encontramos a Vaccarello, diseñador italiano que obtuvo el primer premio del Festival Internacional de Hyeres, que, luego de trabajar para Fendi gracias al interés de Karl Largerfeld, se instala en Paris e inspira a su colega Boris Bidjan que viene de Munich a tomar la Rue Herold. Otro ejemplo es Sharon Wauchob, oriunda de Londres que expone su trabajo en la Rue Boissy d’ Anglas. Isabel Marant, Rick Owens, Merci, Corpus Christi, Florian Denicourt están en la lista de los muchos diseñadores que se apoderaron de todos los rincones de esta maravillosa ciudad que respeta y alaba la infinita inspiración, única, pero perteneciente a la vez al lenguaje compacto de la anatomía de todo creador de la moda. Esa es la razón de mi gran amor por Paris… no solo por permanecer en mi más temprana memoria de la moda sino porque edifica dimensiones posibles desde todos los puntos cardinales de la costura y el patronaje y nos enseña que es más fuerte el valor de la creación colectiva. Tomemos como ejemplo esta inteligente posición, aunque todavía en nuestro país se siente el individualismo inútil pensemos que es posible el aprecio de los diferentes matices a través de la integración y de esta manera lograr éxitos reales en el diseño nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *