Portada » Cultura » Pinto y me olvido del mundo

Pinto y me olvido del mundo

Artículo escrito por Rosita Arguello MoraRosita Argüello

 

 

SONY DSCMaría Teresa Palomino Luna, nace en Santiago de Chile y por su propia voluntad costarricense, pintora y amante de las manualidades se declara amante de las plantas y de los animales con preferencia de los caballos.

Mujereshoy: ¿Cómo vino a vivir en Costa Rica?

María Teresa: Es una historia larga, yo y mi marido nos conocimos éramos compañeros del colegio; allí nos hicimos novios como a los quince años, a este tipo de noviazgo en Chile se le dice coloreo porque el noviazgo es una cosa más seria. Ahí seguimos y mi marido viajo a Venezuela por que quería seguir estudiando y trabajar allá, tenía muchas aspiraciones; se fue con el permiso de la mamá y todo y quería que nos casáramos pero mi papá le dijo: “no esto va hacer una prueba de amor para usted; usted va ir allá aventurar mi hija todavía no puede lanzarse a la aventura le queda mucho por recorrer”. Además yo tampoco estaba muy enamorada. Pasaron tres años escribiéndonos cartas y finalmente me mandó tres poderes para casarnos porque mi papá no lo aceptaba porque faltaba porque siempre algo le faltaba y el quería que yo estuviera legítimamente casada. Nos casamos en 1961 pero yo viaje en enero del 62 a Venezuela a juntarme con él, porque mi papá me pidió que me quedara año nuevo y navidad porque quizá fuera la última vez que estuviéramos juntos y efectivamente así fue. En Venezuela nació Nelson, después viajamos a México porque lo trasladaron de trabajo, de México a Guatemala ahí nació mi hija Viviana y de Guatemala a Costa Rica, aquí nació mi hijo menor. (Pato Barraza, el canteautor)

MH: ¿Cómo se inicia en la pintura?

MTP: Bueno mi papá y casi toda su familia pintaban y pintan todavía, mi papá no porque falleció, pero de chica yo siempre le copiaba todo lo que él pintaba, me gustaba ponerme a la par de él y copiaba sus trabajos. Ya grande me inscribe en la Universidad allá en Chile para estudiar Bellas Artes pero nunca fui, porque me casé. En Venezuela hice algunas cositas en la casa, como cuadritos porque estamos con mi marido empezando pero hay nada más; crié a mis hijos y ya con ellos en la universidad, entré a la Casa del Artista desde ahí se abrieron algunas opciones en la Universidad de Costa Rica para la tercera edad, pero como yo tenía 48 años entonces le pedí al profesor Guillermo Porras (gran pintor) que si me aceptaba aunque fuera de oyente y el me solicitó que le llevara alguno de mis cuadros y cuando se los llevé me aceptó como oyente, lo que quiero es aprender no lo voy a molestar para nada, seguí, seguí con él después estuve con la profesora Rodríguez, estuvo con muchos profesores .

Mujereshoy: ¿Y que opinaba su marido?

MTP: No había muerto aún, él no estaba muy contento, pero mis hijos me decían: “mami vaya, vaya” pero mi marido decía no porque vas hacer ahí en la universidad, hay muchos

jóvenes, tú con tu edad; bueno yo voy a ir aprender a eso voy a ir aprender. Dejando todo listo, la cena, la casa, entonces de noche, yo me iba en el bus de la Universidad y después mi marido me iba a buscar en la noche: Trabajé en barro, en la casa de la Artista estuve en cerámica, estuve relacionada con manualidades, siempre fui una artesana nata.

Mujereshoy: ¿Se ha realizado en ese campo?

MTP: sí, si hice bastantes exposiciones individuales y otras con muchas visitas en la Casa de la Artista, en la Universidad, después de SONY DSCahí fui a los hoteles, bancos, hice varias exposiciones después de ahí con el fallecimiento de mi marido, me estanque, me dieron muchos achaques, peleando la casa que querían quitármela y después estuve mal de salud, hasta que me operaron. Le di clases a varias personas, tenía grupos grandes pero poco a poco los he ido mermando, otra señora que está en rehabilitación que ahora no viene, ya la próxima semana vuelve a venir otra vez y así nada más, me mantengo en la casa, me matricule en la Universidad de la tercera edad cogí mosaico y cogí vitral ya había hecho un curso de vitral tengo todas las herramientas, digo yo que tengo las herramientas voy a entrar.

Mujereshoy: ¿Es difícil vivir en un lugar que no es su patria?

MTP: Al principio se echa de menos a la familia, la mía que es muy grande en Chile, pero al primer año quede embarazada, me casé en enero y mi hijo nació en diciembre, ya de ahí me entretuve con él, comprando cosas para la casa, lo difícil si eran los viajes en que nos trasladábamos de un lugar a otro, pero andamos juntos. La verdad que siempre me he mantenido en la casa y a ratitos ahí pintando en donde me olvido del mundo, siento que a mis hijos les he dejado de ejemplo la perseverancia porque a mí siempre me han visto en la casa, la mujer de hogar, siempre ellos han sido lo primero y me han visto en el estudio y en el trabajo, porque nunca es tarde para aprender, siempre tomando cursos, cursos aquí y otros allá y siempre adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *