Portada » Destacados » Protestas populares: la otra cara del cambio de mando en Paraguay

Protestas populares: la otra cara del cambio de mando en Paraguay


Por Carlos Castillos (dpa)

Activistas políticos, sindicatos de la enseñanza, ex trabajadores de la represa Itaipú y hasta partidarios del gobierno protagonizaron hoy la otra cara de los actos de asunción del nuevo presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Los manifestantes no pudieron llegar hasta la explanada del palacio de gobierno donde juró el nuevo mandatario, debido al riguroso sistema de seguridad montado por la policía para evitar disturbios.

Protestas-ParaguayNo obstante, se hicieron ver en las cercanías, por calles, avenidas y plazas de la ciudad de Asunción, la capital del país.

Los docentes de la enseñanza pública, que están en huelga desde el 29 de julio, reclaman una ampliación presupuestaria y regulación del escalafón docente que implica además una retribución económica complementaria por antiguedad.

Este año se inició un proceso de regularización de este tema pero atendió los derechos de apenas 3.200 de los 45.000 docentes del sistema que tienen entre 10 y 28 años de trabajo.

Ex trabajadores de la represa binacional de Itaipú se hicieron presentes nuevamente con sus reclamos de reparación de una deuda que implica beneficios sociales para los jubilados de esa empresa, sin distinción de la nacionalidad.

Alegan que como paraguayos son discriminados y no se les paga los beneficios que sí reciben los empleados de Brasil, el otro país con el que Paraguay comparte la administración de la represa hidroeléctrica.

Actores y músicos se concentraron en la Plaza de los Héroes, en el centro de la ciudad, para realizar una muestra artística de “despedida” al saliente presidente Federico Franco, bautizado como “Frauderico” por los protestantes.

Mario Casartelli, promotor de la protesta, dijo a la agencia dpa que fue “una acción simbólica de repudio” a través de una puesta en escena con base en una canción de su autoría titulada “Se va, se va Federico”.

Varios personajes de la política paraguaya desfilaron por la obra, que congregó a numerosos curiosos, locales y extranjeros que están por estos días en Asunción para asistir a los actos por el cambio de gobierno y de celebración de los 476 años de la fundación de la ciudad.

Casartelli denunció “la serie de agujeros que dejó este gobierno” y no solamente económicos, sino “casos como la matanza de Curuguaty” que, en junio del 2012, provocó la muerte de 11 campesinos y 6 policías, precipitó la caída del presidente constitucional Fernando Lugo y toavía no ha sido aclarado totalmente.Horacio Cartes

Pero las protestas no terminaron allí. Un grupo de jóvenes del partido Colorado, al que pertenece el nuevo presidente, enarbolaron una pancarta dirigida a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, reclamándole que no siga adelante con el proyecto de instalar una planta nuclear en la provincia de Formosa, limítrofe con Paraguay.

Tampoco ellos pudieron acercarse a la zona donde se realizó el juramento del presidente, pero se hicieron notar en los alrededores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *