Portada » Temas varios » Cocina » Recetas prácticas

Recetas prácticas

Escritas por doña Nelly Urbina Castro,

Profesora Enseñanza Primaria.

 

mariscosTinga de Pollo

Ingredientes:

1 pechuga grande cocinada, 1 tajada de tocineta, 1 kilo de cebolla en plumita, 2 tomates

Preparación:

La cebolla se pone en agua limpia por 3 veces y se escurre. Se desmenuza la pechuga cocida. Se fríe la tocineta, agregando la cebolla, y condimentando con sal y pimienta al gusto. Se mezcla con la pechuga y los tomates pelados y picados, y se deja hervir unos minutos para que tome sabor.

La tinga puede prepararse también con carne: pollo y carne molida de res y cerdo; o posta de cerdo, cecina y chorizo. Se cocinan 1 chile dulce rojo y uno verde.

Pollo en Escabeche

Ingredientes:

Pollo cocido, cebolla en rodajas, zanahoria cocida, vinagre, pimienta Jamaica y laurel.

Preparación:

Cocine la zanahoria apenas suave y corte en tiritas; desmenuce el pollo; hierva el vinagre con la Jamaica, pimienta y laurel, y cuele (o deje las especies). Coloque el pollo en un platón, encima una capa de zanahoria y una de cebolla, y bañe con el vinagre, revuelva con cuidado y deje reposar antes de servir.

PESCADO Y MARISCOS

Los pescados y mariscos son una magnífica fuente de proteínas, vitaminas y minerales; deben incluirse en el menú unas dos veces por semana.

Al comprar pescado fresco debe escogerse con la carne firme, los ojos brillantes y olor agradable, en una pescadería de confianza.

El pescado congelado da iguales resultados que el fresco. Una vez descongelado debe gastarlo de inmediato, pues comienza a dañarse; también puede comprarlo bien fresco, adobarlo y congelarlo en su casa; aunque por poco tiempo; ½ kilo de pescado da para 4 porciones. El pescado entero rinde mucho menos, pero se aprovechan los huesos para sopa, caldo, salsa; en este caso, revise las escamas, aunque se lo vendan limpio. Es también mejor para asar relleno con ajos y jugo de limón, sal si lo desea.

Las langostas, camarones y cangrejos deben hervirse con orégano, ajo y sal. Las langostas por ½ hora, los camarones por tres minutos y los cangrejos por ½ hora. Si se lavan bien antes de cocinarlos, se aprovecha el agua, que es muy alimentaria y de mucho sabor.

Si la langosta es viva, debe echarla en agua hirviendo para que muera, pues comienza a descomponerse en el instante en que muere.

Venden las colas congeladas y sin cabeza, siendo así más fáciles de preparar; lavar y cocinar por media hora con los olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *