Portada » Temas varios » Revista » ¿Resurge el Ku Klux Klan en Norteamérica?

¿Resurge el Ku Klux Klan en Norteamérica?

Redacción mujereshoy. BBC. mundo

Cerca de cumplir el 150 aniversario del Ku Klux Klan, los ‘capuchas blancas’ se reúnen para hacer honor a la organización supremacista de la raza blanca más notoria.

Parece que el KKK, está recuperando cierto protagonismo un siglo y medio después de su fundación en diciembre de 1865. La organización, lejos de componerse por la cantidad de integrantes que la caracterizó en la década de 1920, recluta cada vez más simpatizantes para la llamada “guerra de las razas” que parece estar librándose en EEUU.

La amenaza islamista y la llegada de oleadas de inmigrantes de color ocasionan el surgimiento de nuevos enemigos, y a la vez, la aparición de más simpatizantes del movimiento. Además, muchos se sienten legitimados para seguir adelante después del discurso de Donald Trump, quien negó y prohibió la entrada al país de todos los musulmanes y pidió la expulsión del mismo de todos los inmigrantes latinos indocumentados.

Pero, ¿qué es el KKK?, ¿qué es lo que le caracteriza?, ¿debemos tomarnos en serio a esta organización? El portal BBC Mundo nos da una respuesta a estas preguntas.

  1. Supremacía de la raza blanca: La historia sitúa el origen del Ku Klux Klan en Tennessee, poco después de la Guerra Civil llevada a cabo por unos ex soldados confederados. El origen de su nombre proviene de una palabra griega, empleada para referirse al círculo: Kuklos.

Lo que comenzó siendo un club de carácter recreativo, se transformó en una ‘secta’ que empezó a hacer uso de la violencia para atemorizar a la población de color del sur de Estados Unidos, con la intención de garantizar la supremacía de los habitantes de piel blanca.

La Liga Antidifamación se refirió a ellos como “el primer grupo terrorista de EEUU”. Tras un corto pero violento periodo, el KKK se disolvió a consecuencia de la presión ejercida por el gobierno federal, pero en 1915 se estrenó la película “El nacimiento de una nación”, lo que originó, en la década de 1920, que el Klan renaciera.

“Una serie de escándalos sexuales, batallas internas por el poder e investigaciones periodísticas rápidamente redujeron su influencia”, explica sin embargo el SPLC (Southern Poverty Law Center), fundado en 1971 precisamente para combatir legalmente a las organizaciones supremacistas.

  1. Derechos civiles: En 1960, época en la que la lucha por los derechos civiles, el Ku Klux Klan vio una nueva oportunidad de resurgimiento, pero dadas las diferentes pugnas internas, juicios e infiltraciones por parte de agencias del Gobierno, hicieron que se volviera a disolver.

“Desde su creación, el Ku Klux Klan ha pasado por varios ciclos de crecimiento y colapso, y en algunos de esos ciclos el Klan ha sido más extremista que en otros “, resume la Liga Antidifamación. “Pero, en todas sus encarnaciones, ha mantenido su doble herencia de odio y violencia”, añade.

La lista de los enemigos del KKK poco a poco también ha ido creciendo, para incluir en ella no sólo a negros, judíos y católicos, sino también a homosexuales y diferentes grupos de inmigrantes.

  1. Guerra de razas: “Somos gente normal, venimos de todos los sectores: uno es un maestro de escuela, otro trabaja en un hospital, tenemos varios políticos?”, agrega James Moore, “Kludd Imperial” de los Leales Caballeros Blancos, una de las ramificaciones del KKK.

“Estados Unidos nació como una nación cristiana y nuestros valores cristianos están siendo atacados”, resume un miembro del Klan.

El convencimiento de los miembros del Ku Klux Klan, compartido por otros supremacistas blancos, no deja de tener consecuencias reales; en Estados Unidos muere más gente a manos de supremacistas blancos que por causa de atentados islamistas.

  1. Legitimidad: Es por motivos como estos por los que, tras el ataque a la iglesia de Charleston, Barack Obama reafirmó que en EEUU aún no se habían curado del racismo.

Es en este punto en el que el discurso del candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, cobra cierta relevancia y juega un papel delicado. Los simpatizantes del movimiento se ven alentados y legitimados para emplear el miedo, la violencia y la fuerza con el fin de garantizar la supremacía de los ciudadanos de piel blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *