Portada » Destacados » Retos de la Educación Técnica en Costa Rica.

Retos de la Educación Técnica en Costa Rica.

Lorenzo Guadamuz Sandoval, Ph.D.

Imperativo reformar la Educación Técnica a profundidad, no cambios cosméticos ni Gestión por Matrices solamente.

De cara a los próximos 30 años se debe de reformar y modernizar todo el sistema de educación técnica y de formación profesional. Para ello es necesario modificar radicalmente la estructura organizativa y funcional de la Dirección de Educación Técnica y Capacidades Emprendedoras de manera que responda a las necesidades actuales y futuras.

Debemos de olvidar las viejas especialidades, asignaturas que fueron buenas para hace 30 años y de una buena vez mandar al museo del curriculum viejas especialidades que ya no calzan para éste nivel educativo. En su lugar deben de incluirse los grandes temas como la Energía Distribuida, la Economía del Hidrógeno, el Agua, el Empleo , el Nuevo Paradigma de la Sociedad y de la Educación y la Tercera Revolución Industrial .

Debemos de incluir las nuevas profesiones y ocupaciones de los cuales en varias entregas he comentado y que ahoraretina-bionica-cuadrada enfatizo. Debemos de incluir en la educación técnica y la formación profesional especialidades como Biónica, Biocombustibles, Cognitrónica; Manufactura molecular , Nucleónica Cuántica, Geno-escritura, Geno-digitación Materiales bio-interactivos, , geo-microbiología , nano-medicina ; robótica, telemática y cibernética, farma-granjas, especialidades para reversión de cambios climáticos, educación virtual; bio-informática, nano-tecnología aplicada a nuevos materiales, materiales invisibles, Big data, Hiper-conectividad de nueva generación.

En uno de sus libros, “la sociedad de coste marginal cero” Jeremy Rifkin -un visionario en el campo de las tendencias tecnológicas- nos dice que asistimos a la aparición de una nueva y extraordinaria infraestructura tecnológica –el Internet de las cosas– con el potencial de reducir a casi cero los costes marginales de grandes segmentos de la vida económica en los próximos años. Según Rifkin, “este descenso de los costes marginales está dando lugar a una economía mixta –en parte mercado capitalista y en parte procomún colaborativo– que tiene repercusiones de gran alcance para la sociedad”.

TENDENCIAS.

En la década de los noventa las tendencias en América Latina en cuanto a la educación técnica incluían dar una Lorenzo Guadamuzmayor relevancia a los contenidos generales en la formación, actualmente se busca una mayor articulación de la educación secundaria, incluida la modalidad académica, general o común, con la formación para el trabajo, incluyendo la formación de competencias laborales en el marco de las ofertas de educación media académica. En Colombia, el Proyecto “Competencias Laborales, Formación para el Trabajo y Pertinencia de la Educación Media” se orienta a facilitar a los estudiantes que cursan los grados 10º y 11º en instituciones oficiales y privadas, la oportunidad de adquirir competencias laborales generales y específicas, mediante convenios suscriptos entre las instituciones educativas y el sector empresarial (UNESCO).

Existe también una tendencia a adoptar una organización curricular modular acreditable, de modo de favorecer la continuidad de la formación profesional articulada con la oferta de formación técnica y la formación profesional, (colegios técnicos e INA) , así como con la educación superior de corto ciclo.

Las tendencias también se orientan a una creciente polivalencia y mayor peso del conocimiento tecnológico en la formación del técnico medio y del bachiller de educación media . El enfoque curricular de formación de competencias se encuentra vigente en las diferentes tendencias. En USA el “Common Core State Standards” incluye estas modalidades. La adhesión al enfoque de formación de competencias, en su versión más integral, coincide con la formulación de políticas de articulación de la educación media técnica con los sistemas de normalización y certificación de competencias laborales.

En el marco de políticas de desarrollo socio productivo local y regional y de una economía social y solidaria , la búsqueda de una creciente articulación de la educación media técnica con las necesidades del sector productivo local y la generación de empleo y auto-empleo constituye una orientación a tomar en consideración. Entendemos en este contexto por economía social solidaria el sector de la economía que estaría a medio camino entre sector privado y negocios por un lado, y sector público y gobierno por otro lado. Incluye a cooperativas, empresas de trabajo asociado, organizaciones no lucrativas, y asociaciones caritativas. (Wikipedia).

Existe también la tendencia de fortalecer la educación secundaria y las políticas de inclusión y equidad , para favorecer mejores oportunidades para sectores de la población que no lograron concluir la educación secundaria y así incrementar la calificación de los ciudadanos, articulando esfuerzos entre las diferentes ofertas para jóvenes y adultos y la formación profesional (tipo INA). Acá una verdadera y efectiva vinculación con el INA es imprescindible.

Asimismo, con la meta de lograr mayor inclusión, la educación técnica ha hecho eco de la tendencia a generar modelos de atención educativa y de organización institucional y curricular flexibles, que faciliten múltiples entradas y salidas de los estudiantes. Para este propósito, se habilitan también certificaciones profesionales intermedias, ingresos en diferentes momentos del ciclo lectivo y diversas categorías de participantes (UNESCO)

En acciones más operativas se debiesen de diversificar las fuentes de gasto y de financiamiento , así como simplificar los mecanismos de ejecución para la educación técnica y la formación profesional. Asimismo desarrollar un Modelo de Gestión y Dirección Institucional propio de la educación técnica y formación profesional , sin copias de modelos fracasados o de tesis universitarias desgastadas. Se debe de simplificar y modernizar la legislación educativa, en este caso en lo referente a las Juntas Administrativas.

En el ÁREA CURRICULAR sería conveniente realizar un estudio de oferta y demanda de profesores; de técnicos requeridos por el mercado nacional de los próximos años; fortalecer el proceso de enseñanza aprendizaje con la introducción de pasantías empresariales como mecanismo para acercar la mediación pedagógica a las nuevas tendencias de formación profesional. Sería prudente diseñar e implementar programas de pasantías para los docentes de especialidades técnicas, como insumo para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje; organizar pasantías en el extranjero en países desarrollados; invitar expertos especialistas reconocidos a venir a enseñar; intercambios de estudiantes; convenios con instituciones y países de prestigio en cada área y especialidad.

Rediseñar el currículo de la educación técnica y formación profesional de manera que contribuya al crecimiento económico y social del país. Reformulación de los Programas de Estudio que respondan a las tendencias del desarrollo curricular, las necesidades sociales, individuales y empresariales.(currículos DPM –dual, plural, modular- ). Incorporación en los programas de estudios del desarrollo del emprendedurismo, las habilidades sociales, los idiomas extranjeros fortalecidos y la protección del medio ambiente, como pilares fundamentales de la Política Curricular en materia de educación técnica y formación profesional.

Sería conveniente desarrollar un sistema de créditos y cualificaciones como base para el reconocimiento, equiparación, movilidad y recertificación de estudios. Definir un reglamento propio para la evaluación de los aprendizajes en la educación técnica y formación profesional. Revisar y de ser posible sustituir o eliminar la política de adelantamiento . Incorporación de la figura del aprendiz en las empresas. Creación de nuevas salidas y ciclos en la educación técnica y formación profesional ( Técnico Básico, Técnico Especializado, Técnico Superior). Definición de nuevas especialidades de acuerdo con las necesidades sociales y empresariales, actuales y futuras. Inclusión de la enseñanza de un tercer idioma (plurilingüismo).

Si se cambian sólo los procedimientos , por muy pseudo- técnicos que parezcan y no se cambia lo esencial, no habrá nunca resultados diferentes. Hay que realizar cambios en forma holística, en la Filosofía de la Educación Técnica, en la Legislación, en la Estructura Educativa, en el Curriculum, en la formación de Profesores, en la capacitación de los mismos , en las metodologías y materiales, en la concepción de integración al desarrollo nacional y mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *