Portada » Salud » Ruido acaba con salud de habitantes

Ruido acaba con salud de habitantes

Oficina de prensa. Defensoría de los habitantes.

“El exceso de ruido está acabando con la salud de los y las habitantes, pues interfiere en sus periodos de descanso, sueño o estudio, y más grave cuando perturba la tranquilidad de niños(as), adultos mayores y personas con algún tipo de enfermedad”. Así de clara fue la Defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, quien solicitó a las nuevas autoridades de Salud una intervención inmediata en la atención de la problemática de la contaminación sónica producida por establecimientos comerciales e industriales que sobrepasan los niveles permitidos de ruido.

ruidosLa Defensoría de los Habitantes sigue recibiendo una cantidad importante de denuncias de habitantes preocupados por la lentitud en que se atienden estos problemas por parte de la cartera de Salud, los cuales se agravan por la insuficiente cantidad de sonómetros y personal de inspecciones para horarios nocturnos.

“Una de las limitaciones que ha detectado la Defensoría y que impide dar mayor prontitud por parte de los funcionarios de salud a los casos, radica en el hecho de no contar con el equipamiento necesario para proceder con las mediciones de sonido, específicamente la carencia de sonómetros que puedan determinar si el ruido generado sobrepasa los niveles de decibeles permitidos en la legislación”, dijo la Defensora de los Habitantes.

Ante esta problemática, cada área rectora debe solicitar en condición de préstamo el citado instrumento de medición a las restantes áreas, y tras de esto en muchos de los supuestos, el mismo está en proceso de calibración, lo cual lleva en ocasiones hasta dos meses hasta que el mismo pueda ser utilizado por el inspector de salud, quedando entonces la denuncia que interpusiere el habitante sin tramitarse con prontitud, sobrepasando incluso los plazos con que cuenta la administración para resolver.

Asimismo se ha detectado que existe una carencia de personal que pueda realizar las mediciones sónicas en horario nocturno, en estos casos se ha indicado a la Defensoría que no se tiene presupuesto para el pago de horas extras, siendo en este horario donde los problemas de ruido se incrementan por el tipo de actividad que se desarrolla en las noches principalmente en el sector comercial.

Por ejemplo se han recibido denuncias en las cuales se evidencias bares, principalmente con música a niveles elevados situados ruidos2cerca de viviendas donde habitan personas adultas mayores, personas con discapacidad, menores escolares, personas enfermas, entre otros, y la lenta intervención del Ministerio de Salud en realizar la medición para el posterior giro de una orden sanitaria para corregir el problema, hace que estos pasen por una agonía que puede extenderse hasta por el periodo de un año en el mejor de los casos, un año en el cual el denunciante debe soportar los excesos de ruido por culpa de una administración que no es eficiente en cuanto a su actuar.

“Hacemos un llamado a la nueva Ministra de Salud prestar atención especial a esta problemática y ejecutar las acciones que considere importante para dotar a las áreas rectoras del país de los sonómetros necesarios así como tomar las precisiones en la asignación de personal de inspección para los diferentes horarios de fiscalización”, apuntó Ofelia Taitelbaum, Defensora de los Habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *