Portada » Temas varios » Moda » Vestidos especiales para mujeres de pechos grandes

Vestidos especiales para mujeres de pechos grandes

Redacción Mujereshoy y Rodona.com

Moda para mujeres de busto grandePese a que las operaciones de cirugía estética para aumentar el pecho se haya disparado en los últimos años, las mujeres con bustos grandes arrastran en muchas ocasiones problemas tanto físicos como estéticos. Las que escapan del 90-60-90 se ven ‘fuera’ de la industria de la moda que suele adaptar su producción a cuerpos ‘estándar’ y no tiene en cuenta las necesidades especiales de este tipo de cuerpos. La marca Reformation ha decidido dar un paso al frente para romper esta homogeneidad estética haciendo una línea para ‘pechugonas’.

Christina Hendricks fue la actriz que puso de moda las curvas cuando se puso en la piel de la voluptuosa secretaria Joan Holloway en la serie ‘Mad men’. Para mujeres como ella, Reformation ha lanzado su nueva línea bajo el título ‘Big Boob Problems’ (Problemas de los pechos grandes’) para intentar evitar las marcas de los sujetadores, los dolores en la espalda y las antiestéticas carnes rebosantes que a veces asoman en los estilismos que no se adaptan al verdadero cuerpo de las mujeres que lo visten.

Para evitar todos estos inconvenientes, la firma ha lanzado una línea de ropa adaptada desde la talla C hasta la DD. Aberturas más amplias en el escote, ‘crop tops adaptados’ y favorecedores escotes barcos componen esta colección para mujeres que, lejos de adaptar su cuerpo a la moda, prefieren que sea la costura la que se adapte a sus curvas.

La campaña cuenta con la modelo británica Daisy Lowe como imagen y sus prendas pueden adquirirse en su tienda ‘online’ desde los 52 euros de los ‘tops’ hasta los 297 euros de los vestidos.

No es la primera vez que Reformation lanza una línea que adapta sus bocetos a las variadas medidas de sus clientas. En su tienda ‘online’ también puede encontrarse una línea especial para mujeres de baja estatura (por debajo de 1,62 metros) bajo el nombre ‘Don?t call me ‘cute’ (‘No digas que soy mona’). Las preocupaciones por encontrar un pantalón demasiado largo o una falda infinita desaparecen gracias a esta línea repleta de vestidos y trajes que dan una sensación de piernas más largas.

En un mercado saturado y con la intención de buscar nuevos consumidores, las marcas tienden cada vez más a personalizar al máximo sus productos. Para hacer frente a las grandes cadenas que crean ropa para la ‘mujer media’, las compañías más humildes apuestan por dirigirse a cuotas de mercado más pequeñas pero que están dispuestas a pagar por prendas adaptadas específicamente para ellas. También hay una cuestión social detrás: cada vez más colectivos (como los transexuales, las ‘bellezas diferentes’, los modelos con síndrome de Down o las tallas grandes) luchan por romper el cánon estético tradicional y hacerse un hueco tanto en la pasarela como en el ‘street style’. Las tiendas ‘Violeta’ de Mango son el mejor ejemplo de cómo las grandes firmas están virando su estrategia hacia nuevos mercados, en este caso, las tallas más allá de las 42.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *