Portada » Temas varios » Moda » Vuelve el crochet

Vuelve el crochet

Redacción mujereshoy

CrochetEl tejido al crochet vuelve a imponerse en el guardarropa para este fin de año. nadie sabe exactamente cuán antiguo es o dónde se originó. Sin embargo, en todas las culturas hay indicios que sugieren que es una práctica antiquísima. En Francia, por ejemplo, los escritores señalan que en el siglo XVIII, las agujas de bordado eran usadas sobre un bastidor y que luego la práctica evolucionó hasta la del crochet sin bastidor.

Con el tiempo, y a lo largo de todo el mundo, las guerras y las malas cosechas que dañaban la economía de comunidades convirtieron el crochet en una floreciente industria casera que los ayudaba a sostenerse. Y hasta hubo reinas y monjas tejedoras, escritoras y hasta feministas combativas que honraron (y honran) el tejido como medio de expresión. Porque el crochet tiene algo de adictivo, te hace bien y además te conecta con lo más primitivo: con los procesos y los resultados de las cosas.

En tiempos de consumismo de productos industriales, tejer te devuelve tu parte productiva y, en ese sentido, te hace más libre. Saber tejer es un poco un hobby, una habilidad, y otro poco una pronunciación en el mundo. En la historia, las mujeres lo hicieron mientras esperaban: maridos, hijos que habían ido a la guerra, pero también como forma de decir algo, de crear, de rebelarse. En los cuentos de hadas, las ruecas de las tejedoras siempre dicen algo y esconden otro poco. A la vista del resto, el que teje crea una trama: palpable, útil, decorativa. Pero interiormente se reserva el placer de evadirse, de transportarse lejos en ese delicioso trance que genera la concentración.

En las tiendas de revistas se puede encontrar la nueva colección, las lectoras encontrarán explicaciones de las distintas técnicas, con diferentes niveles de complejidad para que las que recién empiezan y las tejedoras más avanzadas puedan hacer su propia ropa. Además, una sección especial dedicada a los diseños para niños: ropa y muñecos

Algunas de estas revistas vienen con agujas de crochet, como regalo. Otras con tachas medianas en color bronce y las últimas con un set de botones.

Además, saldrá el Manual de la Tejedora y el estuche contenedor. La colección comenzará con la entrega vedette del año: el poncho y su “socia” principal, la capa. Se impusieron en el invierno y continuarán toda la primavera con mucha fuerza ya que estos abrigos, en versiones livianas, son un complemento ideal para el día y la noche. Se enseñan a hacer modelos rayados, con cuadrados, con capucha y hasta con cuello.

En suma, muchas variantes, siempre listas para cualquier ocasión y para mujeres de todas las edades. En otras entregas, cómo tejer otros imprescindibles de la temporada: sacos y chaquetas para lucirse con los últimos fríos; suéteres livianos y complementos al estilo de boleros y manguitas para usar sobre blusas, tops y vestidos.

También habrá un capítulo dedicado a los diseños masculinos. Por ejemplo, cárdigans y suéteres livianos en estilos navy y militar.Gorros, chalinas y carteras urbanas, como así también chales y pashminas de encaje para fiestas, serán de la partida. Son pequeños-grandes aliados capaces de jerarquizar cualquier look.La octava entrega, en tanto, estará dedicada a los diseños de autor y a propuestas de distintas marcas.

Allí se explica cómo hacer vestidos y equipos exclusivos, como los que se ven en pasarelas. Por otra parte, para las teens, variantes de minifaldas, shorts cortísimos y calzas para combinar con camisas largas, otra prenda que está muy de moda. Los tonos pastel y tierra, el blanco y el negro marcan el ritmo de la paleta de la temporada y estarán presentes en todas las entregas.

Estas múltiples opciones convierten al Gran Libro del Crochet 2015 en una excelente ayuda para renovar el guardarropa. Sus páginas ofrecen todo lo que se necesita para hacer prendas de moda, prácticas y fáciles de tejer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *