Portada » Legal » Una breve reseña de la Sala Constitucional y sus recursos

Una breve reseña de la Sala Constitucional y sus recursos

Artículo escrito por  Catalina Rivera Sanabria  

Abogada y notaria

 

En estos días estamos escuchando mucho en relación de la conocida Sala Constitucional o como se le llama comúnmente, Sala Cuarta.

Nos hemos preguntado y sabemos ¿qué es la Sala Constitucional?. Fue creada en el año de 1989 como consecuencia a una reforma constitucional del artículo 10 de la Constitución Política. Además en ese mismo año, se creó  la ley 7135, Ley de Jurisdicción Constitucional.

El objetivo de esta Ley es “garantizar la supremacía de las normas y principios constitucionales y del Derecho Internacional o Comunitario vigente en la República, su uniforme interpretación y aplicación, así como los derechos y libertades fundamentales consagrados en la Constitución o en los instrumentos internacionales de derechos humanos vigentes en Costa Rica”

El artículo 4 de esta Ley señala que  la jurisdicción constitucional está en manos de la Sala Constitucional, que se establece en la Constitución Política. Precisamente en el mencionado artículo 10, que se reformó al efecto, establece: “Corresponderá a una Sala especializada de la Corte Suprema de Justicia declarar, por mayoría absoluta de sus miembros, la inconstitucionalidad de las normas de cualquier naturaleza y de los actos sujetos al Derecho Público…”

¿Cómo está conformada esta Sala? por siete magistrados propietarios y doce suplentes, todos elegidos por la Asamblea Legislativa.

¿Cuáles son las funciones de la Sala Constitucional? El artículo 2 de la Ley de Jurisdicción Constitucional señala que a esta Sala le compete:

a. Garantizar, mediante los recursos de hábeas corpus y de amparo, los derechos y libertades consagrados por la Constitución Política y los derechos humanos reconocidos por el Derecho Internacional vigente en Costa Rica.

b.  Ejercer el control de la constitucionalidad de las normas de cualquier naturaleza y de los actos sujetos al Derecho Público, así como la conformidad del ordenamiento interno con el Derecho Internacional o Comunitario, mediante la acción de inconstitucionalidad y demás cuestiones de constitucionalidad.

c.  Resolver los conflictos de competencia entre los Poderes del Estado, incluido el Tribunal Supremo de Elecciones, y los de competencia constitucional entre estos y la Contraloría General de la República, las municipalidades, los entes descentralizados y las demás personas de Derecho Público.

d. Conocer de los demás asuntos que la Constitución o la presente ley le atribuyan.

Una particularidad de la Sala Constitucional es que TODAS las resoluciones que emitan (jurisprudencia) son vinculantes erga omnes, de acatamiento obligatorio para todos los demás individuos e instituciones, salvo para sí misma.

Ante esta Sala se presentan distintos tipos de recursos, entre ellos Recurso de Amparo, de Hábeas Corpus, Acciones de Inconstitucionalidad, Consultas Constitucionales, entre otros. Sin embargo, los que pueden ser presentados por los ciudadanos, sin necesidad de un abogado, y de manera muy informal es el Recurso de Amparo y Hábeas Corpus.

El Recurso de Hábeas Corpus es aquel que procede para garantizar la libertad e integridad personales, contra los actos y omisiones que provengan de una autoridad de cualquier orden, incluso judicial, contra las amenazas a esa libertad y las perturbaciones o restricciones que respecto de ella establezcan indebidamente las autoridades, lo mismo que contra las restricciones ilegítimas del derecho de trasladarse de un lugar a otro de la República, y de libre permanencia, salida e ingreso en su territorio.

Es decir, si nos vemos privados de libertad de manera ilegítima, aún sea una orden judicial, se puede plantear el recurso de Hábeas Corpus para que, la Sala, ordene de manera inmediata la liberación.

Este tipo de recurso no tiene formalidades, ¡puede escribirse hasta en una servilleta! y obviamente no necesita ser autenticado por un abogado. Basta que la persona que vea violentado su derecho a la libertad e integridad exponga su situación. Puede enviarse de cualquier forma escrita, vía fax, telegrama, o cualquier otro medio de comunicación. Cuando se utilice el telegrama, este medio resulta gratuito.

Este recurso tiene una preferencia de conocimiento, es decir, cuando entra un recurso de hábeas corpus los magistrados deben dar prioridad, entrar a resolverlo antes de cualquier otro asunto de conocimiento pendiente.

Tenemos además el Recurso de Amparo, el cual puede ser presentado por cualquier persona y garantiza los derechos y libertades fundamentales a que se refiere la Ley de Jurisdicción Constitucional, salvo los derechos de libertad e integridad protegidos por el de hábeas corpus.

Este recurso procede contra toda disposición, acuerdo o resolución y, en general, contra toda acción, omisión o simple actuación material no fundada en un acto administrativo eficaz, de los servidores y órganos públicos, que haya violado, viole o amenace violar cualquiera de aquellos derechos.

El amparo procederá no sólo contra los actos arbitrarios, sino también  contra las actuaciones u omisiones fundadas en normas erróneamente interpretadas o indebidamente aplicadas. Artículo 29 Ley de Jurisdicción Constitucional.

El recurso de amparo no sólo puede presentarse contra sujetos de Derecho Público. La Ley de Jurisdicción Constitucional, en su artículo 57 dispone los casos en los que procede este tipo de Recurso.

El otro recurso que puede ser interpuesto por los ciudadanos, pero que es un poco más técnico es el recurso de inconstitucionalidad.

Este recurso puede presentarse en los casos establecidos en el artículo 73 de la Ley de Jurisdicción Constitucional, pero muy importante:

Para plantear este tipo de recurso es necesario que exista de por medio asunto pendiente de resolver ante los tribunales, inclusive de hábeas corpus o de amparo, o en el procedimiento para agotar la vía administrativa, en que se invoque esa inconstitucionalidad como medio razonable de amparar el derecho o interés que se considera lesionado.

No será necesaria la existencia del caso previo cuando por la naturaleza del asunto no exista lesión individual y directa, o se trate de la defensa de intereses difusos, o que atañen a la colectividad en su conjunto.

Tampoco la necesitarán el Contralor General de la República, el Procurador General de la República, el Fiscal General de la República y el Defensor de los Habitantes.

Para plantear este tipo de recurso es necesario que se realice por medio de un abogado.

Los demás recursos que se presentan ante la Sala son las consultas que pueden realizar distintos órganos del sector público con el fin de solicitar aclaraciones en relación a la constitucionalidad, inconstitucionalidad o alcances de alguna norma y la Constitución Política.

Como vemos, la Sala Constitucional constituye el máximo órgano de defensa de los ciudadanos costarricenses y de nuestra Carta Magna, la cual constituye la máxima norma legal de nuestro Ordenamiento Jurídico.

Como costarricenses debemos reflexionar la importancia de esta Sala, el privilegio que  tenemos en tener un órgano que defiende y tutela los derechos establecidos en la Constitución Política y muy importante SER RESPONSABLES DEL USO QUE LE DEMOS a los recursos  y a esta prestigiosa Sala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *