Portada » Salud » El virus del Papiloma Humano

El virus del Papiloma Humano

Redacción Mujereshoy y el Centro para el control y prevención de las enfermedades.

El virus del papiloma humano genital (también conocido como VPH) es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. Hay más de 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. Estos tipos de VPH también pueden infectar la boca y la garganta.

El VPH puede causar problemas de salud graves como las verrugas genitales y ciertos cánceres. No hay una manera determinada para decir quién tendrá problemas de salud causados por el VPH y quién no. En la mayoría de los casos, el VPH desaparece por sí solo antes de que cause cualquier problema de salud y la mayoría de las personas infectadas por el VPH ni siquiera saben que lo tienen.

El VPH no es igual al virus del herpes o al VIH (el virus que causa el sida). Todos estos virus se pueden transmitir durante el contacto sexual, pero tienen síntomas distintos y causan problemas de salud diferentes.

Cualquier persona que tenga (o que haya tenido) relaciones sexuales puede contraer el VPH. El VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida. Esto es cierto incluso para aquellos que solamente tienen relaciones sexuales con una sola persona en su vida.

El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales y anales. El VPH también se puede transmitir durante las relaciones sexuales orales y el contacto entre los genitales. El VPH se puede transmitir entre parejas heterosexuales y homosexuales, aun cuando la persona infectada no tenga signos ni síntomas.papiloma_humano2

La mayoría de las personas infectadas no se dan cuenta de que lo están ni de que le están transmitiendo el VPH a su pareja sexual. Una persona todavía puede tener el VPH incluso si han pasado años desde que tuvo contacto sexual con alguien infectado. También es posible contraer más de un tipo de VPH.

En muy pocos casos, una mujer embarazada que tiene el VPH genital puede transmitir el virus a su bebé durante el parto.

La mayoría de las personas que tienen el VPH nunca presentan síntomas ni problemas de salud. La mayoría de las infecciones por el VPH (90 %) desaparecen por sí solas dentro de dos años. Pero algunas veces, las infecciones por el VPH permanecen y pueden causar una variedad de problemas de salud graves. Los problemas de salud que el VPH puede causar incluyen: verrugas genitales (verrugas en las áreas genitales); papilomatosis respiratoria recurrente (PRR), una afección poco frecuente en la que se forman verrugas en la garganta; cáncer de cuello uterino (cáncer en el cuello del útero de la mujer), y otros cánceres menos frecuentes, pero graves, incluidos cánceres genitales (cáncer de vulva, vagina, pene o ano) y un tipo de cáncer de cabeza y cuello llamado cáncer bucofaríngeo (cáncer en la parte de atrás de la garganta, incluida la base de la lengua y las amígdalas).

Todos los casos de verrugas genitales y PRR, y casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son causados por el VPH. El subgrupo de cánceres de vagina, vulva, ano, pene y bucofaríngeo también es causado por el VPH.

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer.

Signos y síntomas de los problemas de salud causados por el VPH:

Las verrugas genitales por lo general aparecen en las zonas genitales como un granito o grupo de granitos. Las verrugas genitales pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas, o en forma de coliflor. Por lo general, los proveedores de atención médica pueden diagnosticarlas al mirar la zona genital. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una pareja infectada, aun cuando esta persona no tenga signos de verrugas genitales. Si no se tratan, pueden desaparecer, quedarse igual o aumentar en tamaño y en número. Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer.

papiloma_humano El cáncer de cuello uterino por lo general no presenta síntomas hasta que está en una etapa avanzada. Por esta razón, es importante que las mujeres se realicen periódicamente pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Estas pruebas pueden identificar signos iniciales de la enfermedad para que sean tratados en forma temprana, antes de que se conviertan en cáncer.

Otros cánceres causados por el VPH pueden no presentar signos ni síntomas hasta que estén avanzados y sean difíciles de tratar. Otros cánceres asociados al VPH incluyen algunos de vulva, vagina, pene, ano y bucofaríngeo.

La PRR es una afección en la que se forman verrugas en la garganta. La PRR puede presentarse en niños (comienzo juvenil) y adultos (comienzo en la edad adulta). Algunas veces estas verrugas pueden bloquear las vías respiratorias, causando ronquera o dificultad para respirar.

En la mayoría de los casos, el virus desaparece y no causa ningún problema de salud. Sin embargo, cuando permanece o no desaparece, el VPH puede hacer que las células normales se vuelvan anormales y, la mayoría de las veces, usted no puede ver ni sentir estos cambios celulares.

Las verrugas pueden aparecer meses después de contraer el VPH.

El cáncer puede tardar años en aparecer —incluso décadas— después de que una persona haya contraído el VPH.

No hay manera de saber qué personas infectadas con el VPH padecerán cáncer u otros problemas de salud. Sin embargo, es posible que las personas con sistemas inmunitarios débiles (incluidas las personas infectadas por el VIH) tengan menor capacidad para combatir el VPH y más probabilidad de desarrollar problemas de salud derivados del virus.

Una respuesta para El virus del Papiloma Humano

  1. Claudia Responder

    18 julio, 2014 en 2:35 AM

    Un post muy bien estructurado sobre los esencial que hay que saber acerca del virus del papiloma humano, pues se trata de una enfermedad que todo el mundo debería conocer porque, a pesar de no presentar síntomas, en algunos casos puede llegar incluso a provocar cáncer. Gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *