Portada » Destacados » ¡Cuidado con los contratos por servicios profesionales!

¡Cuidado con los contratos por servicios profesionales!

CatalinaRiveraSLicda. Catalina Rivera Sanabria.

Abogada y Notaria.

Muchas empresas y muchas personas tienen contratos por servicios profesionales en lugar de contratos meramente laborales. Algunos cumplen el fin de estos contratos, otros, la gran mayoría, lo hacen para evitar cargas sociales, y, en despidos, evitar el pago de prestaciones como la cesantía.

Tanto trabajadores como personas dueñas de empresas, deben tener cuidado con el contrato que firmen. Ante todo, debo indicar que nuestra legislación laboral defiende el llamado “contrato realidad”,  en materia laboral siempre prevalecerán los hechos sobre lo que conste por escrito. El numeral dieciocho de nuestro Código de trabajo señala: “Contrato  individual de trabajo, sea cual fuere su denominación, es todo aquel en que una persona se obliga a prestar a otra sus servicios o a ejecutarle una obra, bajo la dependencia permanente y dirección inmediata o delegada a ésta, y por una remuneración de cualquier clase o forma.  Se presume la existencia de este contrato entre el trabajador que presta sus servicios y la persona que los recibe”.

contratoPrecisamente esta parte subrayada es la que da plena legitimidad al contrato realidad. Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con el Contrato por Servicios Profesionales? Pues que en las ocasiones en las que es claro que se realizó este tipo de Contrato para perjudicar al trabajador, prevalecerá lo que acontece en la realidad, que sería una relación cien por ciento laboral.

¿Qué hace que un contrato por servicios profesionales se tome como una relación laboral? El contrato laboral tiene tres elementos básicos: la remuneración (es el salario que se le paga a la persona que realiza el trabajo), la prestación personal del servicio ( es una persona la que ejecuta la labor, no puede ser sustituida por otra) y el más importante para determinar si existe o no una relación laboral, la subordinación.

La subordinación es la dependencia del trabajador a su patrono, es estar bajo las órdenes de su empleador y acatar todas las disposiciones que de él emane. Es tener  que cumplir un horario, una jornada laboral, ir a la oficina, respetar, cumplir todas las directrices que indique su patrono o sus representantes, es estar bajo la supervisión de su empleador.

Si es realmente un contrato por servicios profesionales, esta subordinación no se da. Simplemente se presta el servicio profesional, aunque sea de forma continua, pero sin tener una subordinación con el patrono. Indica no tener que cumplir horario, sólo rendir resultados, implica cumplir con lo pactado, pero no estar bajo las órdenes de su patrono en un cien por ciento, implica no tener dedicación exclusiva a servir a ese empleador.

Además, en un contrato por Servicios Profesionales, el profesional es responsable de dar factura timbrada a quien contrata sus servicios, no recibe salario, sino honorarios profesionales. Además debe pagar sobre sus ganancias impuesto sobre la renta y brindar a Tributación Directa la declaración correspondiente.

Aunque se pacte un contrato por servicios profesionales, si existe el elemento de subordinación,  la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia ha sido muy clara en indicar que, la existencia de ese elemento convierte el contrato por servicios profesionales en una relación laboral, y por lo tanto, el patrono debe de cumplir con todas las obligaciones estipuladas en la legislación laboral costarricense.

No pueden utilizarse los Contratos por Servicios Profesionales para desnaturalizar una verdadera relación laboral, y menos con el fin de evitar el pago a los trabajadores de derechos irrenunciables establecidos en nuestra Carta Magna.

Por lo tanto, si una empresa realmente quiere utilizar este tipo de contratos, no puede existir subordinación con el trabajador, debe consecuentemente, utilizar sus servicios de forma independiente, no puede imponer un horario de trabajo al profesional. Por otro lado, el trabajador que tenga este tipo de contrato, y se sienta perjudicado, puede perfectamente solicitar al patrono que cumpla con todas sus obligaciones ya que la ley lo protege.

Una respuesta para ¡Cuidado con los contratos por servicios profesionales!

  1. Gregorio Meza Carbajal Responder

    11 septiembre, 2014 en 1:04 PM

    Le agradezco por la información, estoy de acuerdo con lo manifestado, por aquí en el Perú existe mucho abuso y explotación al trabajador.
    Quisiera saber con respecto a los pagos por planillas, cuales son todos los derechos que le corresponde al trabajador.
    Felicitaciones por la información.
    Gracias
    atte.
    Gregorio Meza Carbajal
    gmeza27@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *