Portada » Cultura » ¿De la realidad al libro o del libro a la realidad?

¿De la realidad al libro o del libro a la realidad?

Andrea Gomez MArtículo escrito por Andrea Gómez Mora   

 

Todas y todos alguna vez en su vida han leído aunque sea un libro o por que te obligaron en el colegio, o, por que te llamo la atención su sinopsis y lo leíste pero ¿qué pasa cuando el libro te consume a tal punto que olvidas el eje de la realidad?

Hay una frase muy cierta que dice: “Un libro debe hurgar en las heridas, provocarlas, incluso…Un libro debe ser un peligro” De Federico Moccia

libros2Esto es a donde quiero llegar, un libro cuando es del gusto de una persona consume a tal punto que cuando recuerda una etapa importante de su vida esta se deprime y lo recuerda diariamente o si bien es cierto crea una expectativa de “quiero que mi vida sea así” o “quiero que mi historia de amor sea como la de los personajes”
Y ahí es donde olvidamos la realidad.

La mayoría de adolescentes que se encuentran dentro del mundo de la lectura buscan una historia de amor como las de sus libros.

Esto no esta mal, soñar, imaginar o desear es algo que se da constantemente en la juventud donde todo se desea como un cuento de hadas, pero todo debe tener un límite se puede imagina y desear pero no llegar al punto  “De la realidad al libro”

La lectura es importante en nuestras vidas sea sobre drama, romanticismo, suspenso, magia o sobre lo que queramos leer, es impresionante como un libro puede hacerte volar e imaginar sin la necesidad de salir de tu cuarto.

Existe otra frase anónima que dice:

“Los libros son puertas que te llevan a la calle. Con ellos aprendes, te educas, viajas, sueñas, imaginas, vives otras vidas y multiplicas la tuya por mil”.libros

Esta frase nos explica que la lectura no solo nos educa sobre vivencias, cuando leemos una autobiografía entendemos que las personas no son perfectas, todos tienen algo malo, pero cuando se toma el tiempo de analizar que los “ídolos” también se equivocan es donde traemos “Del libro a la realidad” no dejarse llevar por una historia que haga perder el eje de una realidad.

Al final todo libro deja una enseñanza o un enriquecimiento como lector, otra historia más de amor leída o una autobiografía que nos haga pensar, una idea que nos ponga soñar o la vida que nos hace encontrar un camino a la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *