Portada » Destacados » El calafate: “La ciudad de hielo”

El calafate: “La ciudad de hielo”

 Redacción Mujereshoy.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEsta ciudad está ubicada en la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia, Argentina. Es punto turístico clave por ser puerta al Parque Nacional Los Glaciares, que cuenta con el glaciar Perito Moreno, el glaciar Upsala, y el cerro Fitz Roy. La belleza de estas atracciones naturales hacen de El Calafate un destino imperdible para los turistas. El Calafate presenta atractivos para todos los gustos. Puede resultar tanto un destino romántico como de aventura y cuenta con todas las comodidades que un visitante puede requerir. Las mejores épocas para visitar la ciudad son verano, primavera y otoño y para apreciar todo que El Calafate tiene para ofrecer, es necesario quedarse como mínimo 4 días. Ya sea que vayas en pareja, con amigos o en familia hay algunas actividades que no te puedes ir sin probar, como por ejemplo la excursión a los glaciares Es posible realizar trekking en el glaciar Perito Moreno, el más accesible por tierra del mundo. El glaciar “Big Ice” también es buena opción para ir de cafalateexcursión. Además, es posible navegar entre los glaciares, lo que puede resultar una experiencia agradable y estremecedora por lo impactante de la vista.También se puede disfrutar de un día de pesca en el lugar. Otra actividad disfrutada por los turistas es la subida al cerro Wiliche con Mil en 4×4, visitar el bosque petrificado o pasar dos noches en barco en Marpatag. Los hoteles y la infraestructura de los centros turísticos del lugar son de primera y toda la ciudad está diseñada para ser recibida por turistas. Si bien los precios en general resultan un poco caros para algunos, es posible encontrar vías alternas de viaje y lugares cómodos de hospedaje para los que cuentan con un presupuesto bajo. El-Calafate

Una recomendación para los turistas: en lugar de utilizar el transfer, es buena idea alquilar un auto para ir al Parque de los Glaciares pues así pueden quedarse el tiempo que quieran y admirar el paisaje casi exclusivamente, sin la restricción de horarios que les pone el otro vehículo

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *