Portada » Cultura » El Gorrión Francés (segunda parte)

El Gorrión Francés (segunda parte)

Artículo escrito por Marta Sanitta,Marta Sanittá

desde Mendoza Argentina. 

 

Amigas vamos a continuar con la vida de esta interesante mujer dueña de una inconfundible voz.

Edith-Piaf-2En 1959, Édith se desploma en escena durante una gira en Nueva York. Tuvo que soportar numerosas operaciones quirúrgicas. Volvió a París en un penoso estado de salud y sin Moustaki, que la abandona antes de regresar a Francia, donde es recompensada por la canción Milord.

En 1961, Édith Piaf, a petición de Bruno Coquatrix, ofrece una serie de conciertos, tal vez los más memorables y emotivos de su carrera, en el Olympia de París, local que estaba bajo amenaza de desaparecer por problemas financieros. Es en ése, su salón de espectáculos favorito, en donde interpreta la canción Non, je ne regrette rien, canción que, compuesta para ella por Charles Dumont, se adapta perfectamente a su persona. Con ello salva al Olympia.

A esas alturas, estaba muy enferma para tenerse en pie y se mueve y canta sólo con importantes dosis de morfina

El 9 de octubre de 1962, a los 46 años de edad, hastiada, enferma y adicta, se casa con Theo Sarapo, cantante joven y apuesto de 26 años, y declara que tiene la impresión de que es como un hijo que cuida a su anciana madre enferma. Cantan a dúo, entre otras, ¿De qué sirve el amor? (À quoi ça sert l’amour).

A principios del año 1963, Édith graba su última canción L’Homme de Berlín, escrita por Francis Lai (uno de los autores del final de su carrera) y M. Vendôme.

El 11 de octubre (según algunos fue el 10 de octubre en París) de 1963, Édith Piaf fallece en Plascassier a los 47 años de edad, por causa de cáncer hepático. Se cree que Sarapo condujo su cuerpo de vuelta a París de manera secreta para hacer creer que había muerto en su pueblo natal.

Su fallecimiento fue anunciado oficialmente el 11 de octubre, el mismo día en que muere su amigo el cineasta Jean Cocteau con quien mantenía una estrecha comunicación. Al enterarse de la muerte de su amiga, Cocteau dijo:(“El barco se acaba de hundir. Este es mi último día en esta tierra.” añadió: “Nunca he conocido un ser mas desprendido de su alma. Ella no entregaba su alma, ella la regalaba, ella tiraba oro por las ventanas.”,

Su entierro tiene lugar en el cementerio de Père Lachaise, en París, con el homenaje de una inmensa multitud de admiradores. Charles Aznavourdeclaró que desde la Segunda Guerra Mundial no se había detenido de esa manera el tráfico de toda la ciudad. A pesar de su fe, se le prohibieron las exequias religiosas, debido a su condición de divorciada. L’Osservatore Romano, el periódico del Vaticano dijo que ella vivía “en pecado público” y que era un “ídolo de la felicidad prefabricada”. El capellán de teatro y la música, el padre de Villaret Thouvenin, sin embargo, le dará una bendición final.

Una multitud inmensa de admiradores se congregó en un extenso cortejo fúnebre a través de París para rendirle su último homenaje desde el boulevard Lannes hasta el cementerio Père-Lachaise.

Édith Piaf fue embalsamada antes de ser enterrada en el cementerio del Père-Lachaise junto a su padre, y a su hija . Su último marido, Theo Sarapo, muerto en un accidente automovilístico en 1970, es enterrado con ella en la misma tumba.

De extraordinaria personalidad, Édith Piaf sigue siendo una de las cantantes francesas más conocidas en el mundo. Además, dio a conocer con gran éxito a muchos cantantes franceses entre ellos Yves Montand, Charles Aznavour y Georges Moustaki. Su imagen está asociada a su inseparable vestido negro que la hacía fácilmente identificable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *