Portada » Deportes » El Karate Kyokushinkai en la mujer…

El Karate Kyokushinkai en la mujer…

CatalinaRiveraSArtículo escrito por la Licda Catalina Rivera Sanabria.

 

Hace tres años inicié a practicar Karate Kyokushinkai. Desde niña quise ir a clases de taekwondo con mi hermano, pero en ese entonces me resultaba muy difícil convencer a mi madre de por qué quería practicar ese deporte.

Siendo adulta y novia del Sensei Mauricio Alvarado, tomé la decisión de empezar con el Karate Kyokushinkai. No quería dejar pasar mi sueño de practicar artes marciales, aunque ya no era la niña flexible de 6 años. Desde el día que inicié, supe que no lo iba a abandonar. A partir de la primera clase me di cuenta cómo el karate podía cambiar mi vida y así lo hizo.

Primero, el Karate Kyokushinkai nos pone a trabajar tanto la parte física como mental. Generalmente cuando vamos al gimnasio, realizamos spinning, o cualquier otro deporte más común, aunque nos concentramos, no ejercitamos la memoria. En Karate Kyokushinkai debemos poner a trabajar nuestro cerebro, cuando hacemos series de movimientos, no solo trabajamos nuestro cuerpo, sino que exigimos la parte mental.

karate en la mujerEso para mí ha sido fundamental, más en estos momentos donde cada día más el cerebro se atrofia. Ya no nos aprendemos números de teléfono, direcciones, correos, ahora toda esa información la tenemos almacenada en dispositivos tecnológicos y vamos agotando nuestra memoria. Repitiendo el nombre de los movimientos y combinando técnicas nuestra memoria y nuestro cerebro trabajan, así que es un deporte también pone a trabajar nuestros cerebros!!

Segundo, muchas mujeres dicen que no tienen tiempo para hacer deporte y que les aburre ir a un gimnasio, ya que generalmente se convierte en un lugar para socializar. Dicen que todo mundo se fija en la ropa que andan, que si les hablan o no, que las máquinas están ocupadas, lo que más bien les termina generando un estrés adicional. Practicar Karate Kyokushinkai es des estresante en todas esas cosas que solo las mujeres podemos entender! Entrenamos con uniforme completo especializado para ésta práctica, todos en un estado de igualdad. De igual forma, durante la clase todos estamos haciendo Karate sin tener que esperar por nuestro turno, hacemos la clase seguida, es decir, el tiempo efectivo de ejercicio es la hora y media que dura la clase!

Una de las cosas que más he aprendido en estos tres años de practicar este maravilloso deporte, es que la fuerza está en la mente, no hay cansancio físico, sino mental, nunca es momento de rendirnos, porque siempre tenemos algo más que dar, nuestro principal rival somos nosotras mismas.

En cuanto al entrenamiento físico, indudablemente nuestro cuerpo nos lo agradece. Para nosotras las mujeres quemar grasa es mucho más difícil que para los hombres, el Karate Kyokushinkai nos permite quemar esa grasita indeseable de manera más rápida, además sacamos  gran fuerza abdominal, por lo tanto es más sencillo llegar a tener el abdomen plano que tanto anhelamos.

¿Y por qué pensar que la mujer que hace Karate Kyokushinkai no puede ser femenina? La femineidad la llevamos por dentro, así que si la mujer es femenina, lo será siempre! Además, una de las grandes ventajas de este deporte es que nos permite practicar distintos entrenamientos, es decir, a la que no le gusta pelear, no pelea! Tenemos el entrenamiento de técnicas básicas, técnica con desplazamiento, la parte de fuerza y acondicionamiento físico y las “” que son una secuencia de movimientos, por decirlo de alguna manera, son “coreografías” con movimientos de karate, y cuando son realizadas por mujeres se ven realmente bonitas.

senseiLa parte de flexibilidad no puedo dejarla de lado. Increíblemente cuando entré no podía subir la pierna más arriba de mi cintura. Ahora, con mi metro cincuenta y ocho de altura logro patear  mucho más arriba que mi propia cabeza. Esa flexibilidad es una de las ventajas de ser mujer!! Somos flexibles por naturaleza, sólo nos hace falta explotar esa habilidad que tenemos.

Ahora, estoy a pocos  meses de lograr una de las metas que me puse desde que empecé este apasionante deporte, realizar mi examen de cinturón negro. Me doy cuenta que las mujeres podemos hacer más de lo que creemos, que no somos el sexo débil en este ni en ningún otro deporte, y que sólo nos falta motivarnos y empezar. Que la excusa de no tener tiempo para el ejercicio es solo eso… una excusa. Únicamente debemos encontrar algo que nos apasione.

Las invito a probar el Karate Kyokushinkai como ejercicio físico y mental. Es increíble los cambios que vamos a notar en nuestro cuerpo, mente, estado de ánimo y hasta en la vida misma. Esto por cuanto aprendemos a llevar en nuestro corazón la frase OSU, que significa “perseverar bajo presión”. Para todas aquellas mujeres que estén interesadas, en la academia a la cual pertenezco Kyokushinkai Costa Rica, se comenzarán a impartir lecciones especializadas solo para mujeres. La información la pueden obtener a través de los siguientes contactos: Tel: 87-03-61-43; FB: www.facebook.com/crckyokushinkai, o por medio de su correo electrónico kyokushincrc@gmail.com.

 

2 respuestas para El Karate Kyokushinkai en la mujer…

  1. Yami Responder

    7 junio, 2013 en 8:39 PM

    Muy exc tu comentario me alegra que hayas logrado tu sueño sigue adelante

  2. Natalia Responder

    3 febrero, 2014 en 2:32 AM

    ¡No podría estar más de acuerdo! En realidad siempre tuve la curiosidad de practicar artes marciales pero nunca me animé porque no me gusta pelear. Desde que me enteré de esta academia fuí a la primera clase y quedé enamorada ¡Ahora no lo cambio por nada! OSU!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *