Portada » Destacados » ¿Estudiar o trabajar?, un dilema para emprendedores.

¿Estudiar o trabajar?, un dilema para emprendedores.

Ivannia LizanoArtículo escrito por la Licda.  Ivannia Lizano Argüello, educadora.

 

Normalmente al finalizar un año, valoramos lo hecho y establecemos las metas para el que viene.

Es entonces este, un momento preciso para decidir sí debemos estudiar o sólo trabajar en nuestro proyecto de emprendimiento.

Sí bien es cierto, en los primeros artículos indicamos que el emprendedor alcanza el éxito principalmente por sus habilidades y actitudes, no significa que el acrecentar sus conocimientos sea un esfuerzo inútil.   Según estudios realizados aquellos que se han preparado con algún tipo de curso o carrera aumentan hasta en un 25% las posibilidades de ser exitosos.

estudiar trabajarPara quienes desarrollan una idea de negocio, la primera opción es trabajar; es simple, sí no trabajamos no producimos y de eso depende en gran medida el éxito del negocio.

Pero sí creo importante valorar la posibilidad de estudiar.  ¿Qué debemos considerar para tomar la decisión apropiada?

Lo principal es tener claro sí nuestro interés es por un grado académico o simplemente por acrecentar los conocimientos.  Es muy importante recordar que los emprendedores no disponen de mucho tiempo lo que limita bastante la decisión que vayamos a tomar.

El emprendedor tiene dos áreas en las que puede formarse, la que tiene que ver directamente con la producción y la que se relaciona con la administración del negocio.

En el primer caso, por ejemplo, sí nuestro emprendimiento se relaciona con la cocina podremos buscar acrecentar los conocimientos en áreas como Alta Cocina, Técnicas de Manufactura, Buenas Prácticas de Higiene y otras más.estudiar trabajar2

Por otra parte sí nos enfocamos al área administrativa existen opciones como Administración de empresas, Gestión de Recursos Humanos, Contabilidad, Mercadotecnia, Derecho, Comercio Internacional y muchos otros.

Adicionalmente existen áreas que son importantes como por ejemplo el manejo de un segundo idioma como inglés o mandarín, manejo de paquetes  informáticos y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *