Portada » Economía » Hijos emprendedores.

Hijos emprendedores.

Artículo escrito por la Lcda.  Ivannia Leticia Lizano Argüello. Ivannia Lizano

Educadora.

 

hijos emprendedoresDeseo aprovechar que nos preparamos  para la celebración del Día de la Madre, para compartir con ustedes una de mis preocupaciones como mamá.

Cuando tenemos hijos, nos preocupamos por su salud, su educación, su formación en valores y otros.  Esperamos que al crecer puedan recoger los frutos de lo que hemos sembrado.  Así que sí yo creo que el emprendimiento es una herramienta para superarse y enfrentar los retos de la sociedad actual, por supuesto que deseo despertar en mis hijos el espíritu emprendedor.

No podemos dudar que la crianza y la educación, son determinantes en el desarrollo de habilidades como la autoconfianza, la iniciativa, la observación , la toma de decisiones y muchas otras tan necesarias para el éxito al emprender.  Nuestro sistema educativo, desgraciadamente, forma a los niños y jóvenes para que se desenvuelvan como empleados, no como dueños de sus propias empresas.

Hace unos días, mi hija de siete años me dijo que iba a hacer pulseras para llevarlas a vender a la escuela.  Inmediatamente mi esposo y yo le dijimos que podía hacerlas pero para regalarle a los compañeros, no para venderlos.  Y es que nos hemos acostumbrado a encausar a los chicos para que estudien y lleguen a ser profesionales, no para que se superen desarrollando sus habilidades aún cuando no tengan un título universitario.

Debemos trabajar en nuestros niños cinco áreas para desarrollar el espíritu emprendedor:niños con iniciativa

  1.  Eliminar la asignación de un monto fijo de dinero.  Generalmente acostumbramos a los chicos a entregarles cierto monto de dinero fijo por semana.  Esto hace que se acostumbren a un salario y no a buscar desarrollar acciones que les permitan ganar dinero.
  2. Desarrollar la observación.  Invitémoslos a buscar ideas negocios.  Cuando salgamos de paseo realicemos juegos que permitan buscar nuevas ideas, opciones diferentes.
  3. Incentivar la imaginación.  Dejemos de contar nosotros los cuentos al acostarlos y retémoslos para que sean ellos los que lo hagan.  Juguemos de iniciar el cuento nosotros y que ellos lo terminen.
  4. Conversemos con ellos de los logros propios y los de otros.  En artículos anteriores he dicho que es muy importante involucrar a la familia en nuestras aventuras pero no solo para que nos apoyen, sino, para que nuestros hijos aprendan.
  5. Permítales tomar decisiones.   Los padres le tememos mucho a ceder el espacio para que los chicos escojan o decidan; sin embargo es muy importante permitirles que lo hagan.  Iniciemos por cosas pequeñas como que decidan que ropa ponerse, que película ir a ver.  Acostumbremos a los niños a decidir y asumir las consecuencias de sus decisiones.

Además de esto, como padres, no debemos olvidar reforzar sus puntos fuertes, respaldar su logros y acompañarlos cuando se equivoquen; esto ayudará a tener en el futuro jóvenes confiados en sí mismo, con iniciativa, capaces de tener ideas nuevas y llevarlas a la práctica.  En otras palabras, jóvenes emprendedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *