Portada » Cultura » La Danza de la Vida

La Danza de la Vida

Artículo escrito por Guiselle Rivera,Guiselle Rivera Calderón

Poetiza

 

danza vidaQuisiéramos pensar que la  Danza de la vida es un delicioso bolero, apasible y rítmico, suave y melodioso, en el cual el disfrute consiste en dejarnos llevar por el, y sentir en nuestro cuerpo la paz de abrazarnos a la existencia que nos lleva en movimientos sutiles y cálidos.

Mas la Danza de la vida es también   turbulenta,  a veces escandalosa y agresiva, muchas veces fuerte para nuestros sentidos,  con tirones, saltos, caídas y tropezones inesperados que nos sacuden y sucumben, que nos llenan del frio devastador de la soledad, la traición, la impotencia ante las adversidades.

En la Danza de mi vida, para momentos de paz y para momentos de angustia, aprendí la fiel tarea de no aferrarme a nada, porque todo es pasajero, de comprender que lo positivo también termina para no creerme siempre en avanzada, y de reconocer que lo doloroso también   pasa, para no sumergirme en depresiones.

También  en ambos tiempos siempre trato de leer  un buen libro que me recuerde que no estoy sola en la lucha por la sobrevivencia y que como yo muchas personas también enfrentan la existencia poniendo su esperanza en seguir siempre hacia adelante.

Asi me tope semanas atrás puesto  en mis manos por una maravillosa madre del centro educativo en que laboro, un libro extraordinario que con lenguaje simple y claro nos habla de  mirar CON LOS OJOS DEL ALMA y de aprender a ver el lado bueno de las cosas aun entendidos de que esta vida cuesta y en muchas ocasiones no es justa, ni equilibrada, ni igualitaria.

Escrito por Oscar Lopez, quien siendo un hombre sencillo, que vivió en la pobreza, con discapacidad visual y todas la limitaciones que su condición le ponía frente a su vida, aprendió a ver Con Los Ojos del Alma y a superarse cada vez más, hasta convertirse en abogado, político, conferencista y definitivamente un hombre humano, motivador y lleno de vibra positiva para quienes le leen y conocen.

Su mensaje no descubre nada nuevo, nos revela simplemente doce principios básicos para ser proactivo, expone  consejos directos y simples para no tomar la vida tan apecho y comprender que ante el éxito al igual que ante el fracaso nuestra labor es  aceptar las circunstancias de manera tranquila y puesta siempre en las manos de DIOS.

En mi propia Danza leerlo fue reencontrarme con muchas de las teorías que siempre intento asumir, y refrescar mi espíritu con la magia de la fe, la esperanza y la fortaleza interna, que desde pequeña en mis venas corre probablemente por carga genética de la linda familia de la que por dicha soy parte.

Me permitió abrazar las adversidades actuales y comprender su pasajera molestia,  visualizar mas allá de mi presente que lo trascendental es mantener  mis principios y valores  sin importar cuanta  turbulencia trae  la corrupción y  la  vivencia de un entorno enfermo por la desigualdad, los favoritismos y la falta de ética, moral y decencia porque también pasajeros tendrán en el tiempo de Dios su propio final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *