Portada » Temas varios » Revista » Las falsas llamadas de emergencia, toda una moda en Hollywood

Las falsas llamadas de emergencia, toda una moda en Hollywood

Por Barbara Munker (dpa)

llamada falsaSe oyen disparos en la mansión de Tom Cruise, un hombre armado entra en casa de Justin Bieber y en la dirección de Miley Cyrus toman a alguien como rehén: en los últimos meses, la policía de Los Angeles ha recibido varias llamadas de este tipo y las unidades especiales salieron disparadas con la sirena tronando hacia las viviendas de los famosos en peligro. Pero, una vez allí, constataban que se trataba de una falsa alarma.

En Hollywood son cada vez más las estrellas que sufren este tipo de bromas. Alguien llama al 911 y dice que la mansión de una persona famosa está en peligro. Es un truco que ya tiene hasta nombre propio: “swatting”, que hace referencia a la unidad de seguridad policial S.W.A.T (por sus siglas en inglés), que suele actuar en misiones de riesgo. La tendencia ya ha producido más de una escena digna de una película. En enero, cuando en la policía recibió una llamada realizada supuestamente desde la casa de los padres de la estrella de la televisión Kim Kardashian, una decena de patrulleros y tres helicópteros acudieron en su auxilio. La casa fue rodeada por oficiales armados, pero en vano. Era una falsa alarma. “¡Estas llamadas de broma NO son divertidas!”, escribió indignada Kim Kardashian en su cuenta de Twitter.

Esta moda tiene su riesgo y es costosa, critican tanto la policía como políticos. “Tomamos oficiales que están actuando en otros casos para utilizarlos en estas situaciones de presunta emergencia”, explica el portavoz policial Lincoln Hoshino, de Beverly Hills. Por eso, el concejal Paul Koretz quiere imponer multas más severas a quienes se atrevan a este tipo de picardía.

“Puede parecer divertido, pero es muy serio que los policías se acerquen armados a una vivienda, tiren abajo puertas y sorprendan a quienes viven allí, que no tienen ni idea de lo que está sucediendo”, dice el concejal, que advierte que sólo es una cuestión de tiempo que alguien salga herido.

California ya intenta tomar cartas en el asunto. El jueves pasado, 9 de mayo, el Senado local aprobó un borrador de ley que promueve la aplicación de multas elevadas. Según esta legislación, quienes hagan una broma semejante deberán cubrir los costos de las misiones policiales correspondientes, que muchas veces superan los 10.000 dólares. Además, el abuso de la línea de emergencia podría ser castigado con penas de prisión.

Actualmente en Hollywood el “swatting” parece estar a la orden del día. En abril hubo incluso dos casos en una misma jornada: alguien reportó una muerte en medio de un drama familiar en casa de la joven estrella Selena Gomez. Según medios locales, quien hizo la llamada aseguró que el padre de la actriz estaba fuertemente armado y amenazaba con incendiar la casa.

Poco antes, la policía había acudido a toda velocidad a la vivienda Justin Timberlake, en las colinas de Hollywood, donde se suponía que había cuatro ladrones disparando. Ninguno de los dos casos era cierto. En enero fue el turno del cantante Chris Brown, y pocas semanas después alguien hizo la broma con Rihanna.

Las estrellas que llevan décadas consagradas en el cine tampoco se salvan: alguien aseguró que en la mansión de Clint Eastwood habían entrado hombres armados y en la propiedad de Tom Cruise también se han oído supuestos disparos. En todos los casos, los oficiales de S.W.A.T. se retiraron sin haber precisado entrar en acción.

Según las autoridades, el truco para que parezca que la llamada proviene de la dirección de algún famoso es muy sencillo. En realidad, basta con que quien llama oculte el número remitente y haga figurar un número “desconocido” en la pantalla identificadora. De ese modo, bien puede decir que está llamando desde la casa de alguna estrella.

“Sabemos muy poco sobre qué es lo que motiva este tipo de llamadas”, comenta Lincoln Hoshino. “Aburrimiento. Y la diversión que provoca lo prohibido”, supone.

En diciembre, la policía logró dar con un muchacho de 12 años que ahora deberá cumplir con una condena para menores por haber hecho dos llamadas de emergencia supuestamente desde la casa de Justin Bieber y de Ashton Kutcher. En su momento, ninguna de las estrellas se enteró del episodio, ya que no se encontraban en casa.

Hasta ahora las misiones de este tipo, llenas de adrenalina, no han pasado a mayores, y algunos de los afectados incluso reaccionaron con humor. La media hermana de Kim Kardashian, Kendall Jenner, subió en el acto a la red fotos del incidente. Y en Twitter escribió: “Me encanta cuando pasan por aquí ocho policías y hay diez patrulleros delante de la casa. Un viernes relajado, como cualquier otro en casa de la familia Jenner”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *