Portada » Destacados » Mamás y niñas: El drama de muchas jovencitas en México

Mamás y niñas: El drama de muchas jovencitas en México

Por Andrea Sosa Cabrios (dpa)

madres adolecentesA la salida de la escuela, una adolescente mexicana carga un bebé envuelto en cobijas. Le toca alimentarlo, despertarse en la noche si llora, cuidarlo y al mismo tiempo hacer la tarea, estar con sus amigos, seguir siendo niña.

En su caso, no se trata de un bebé de verdad. Tiene suerte: le han dado un muñeco-robot ideado para que los jóvenes tomen conciencia sobre el riesgo y responsabilidades de un embarazo adolescente.

En cambio para muchas otras niñas y jovencitas la situación es distinta. En México van en aumento los embarazos precoces, y el más reciente, conocido el miércoles, es el de una niña, supuestamente de nueve años, que dio a luz en la localidad de Zapopan, en el oeste de México.

“Mi hermana y el bebé están bien”, dijo Ruth Zaraid Regalado, de 18 años, al diario “Milenio”. “Para nosotros se nos hace un milagro porque está chiquita y tiene una bebé”.

Sin embargo, algunas dudas y sospechas rodean el caso de Dafne, la pequeña mamá. Las autoridades no están seguras de la edad real de la niña. Se dice que podría tener entre 12 y 15 años. Y se busca determinar también si el padre realmente es un novio de 17 años.

Dafne, como en muchos otros casos en México, obtuvo el acta de nacimiento hace poco más de un año porque su familia no la registró al nacer. Los médicos y vecinos dicen que parece tener más edad, entre 12 y 15 años.

Quizás no sea tan niña como dijo su familia, o quizás sí. Pero incluso con más años ya forma parte de las estadísticas de embarazos precoces en México, que afectan en gran medida a jóvenes en comunidades pobres o indígenas, aunque no únicamente.

“Este caso de una niña pequeña no es aislado, más allá de la edad exacta que tenga”, dijo a dpa el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Juan Martín Pérez García.

“Los casos de embarazo adolescente han ido en aumento y se dan en el marco de un incremento de la violencia sexual en el país en contra de las niñas, particularmente adolescentes”, señaló.

Según estadísticas de UNICEF, un 0,06 por ciento de las niñas mexicanas de 12 años han tenido al menos un hijo, situación que las termina alejando de la escuela y empujando más a la desigualdad.

Muchas son madres porque entran en relaciones tempranas. Otras son víctimas de abuso sexual, con frecuencia tolerado por la familia.

Mientras que en México en general la gente tiene cada vez menos hijos, no ocurre lo mismo en el sector juvenil. Ahí la tasa de fecundidad va para arriba: hacia 1990, el 12,1 por ciento de las mujeres de 15 a 19 años había tenido por lo menos un hijo. En 2009, el porcentaje era de 15,5.

Según la mamá de Dafne, su hija quedó embarazada a los ocho años, pero no se dieron cuenta de su estado hasta los siete meses de gestación. La niña dio a luz por cesárea el 27 de enero a una bebé de 2,7 kilos y 50 centímetros. Ambas se encuentran bien.

Tanto la niña-madre como la flamante abuela declararon que el padre de la recién nacida es un adolescente de 17 años que huyó. Y que la relación fue consentida.

La fiscalía busca al muchacho, pero investiga también otras opciones: no se descarta que haya habido abusos en el propio entorno de la niña.

“Los datos estadísticos nos dicen que aproximadamente el 80 por ciento de los casos de abuso sexual ocurren en espacios de protección, llámese familia, escuelas o iglesias, lo que nos da cuenta de que nuestro país tiene un desafío grande en esta materia”, expresó Pérez García.

Un barrio pobre, con casas de un piso, sin vidrios y graffiteadas. Así describe el diario “Mural” la zona en Ixtlahuacán de los Membrillos donde vive la pequeña. Se dice que un vecino denunció que Dafne no iba a la escuela y que fue entonces que se encontró que tampoco tenía acta de nacimiento.

Fue inscrita el año pasado para segundo grado de primaria y rápidamente dejó de ir. Según los relatos, sale poco de su casa, siempre acompañada, y se encarga de labores del hogar.

El caso de Dafne tiene todavía varios cabos sueltos y la fiscalía quieren saber qué pasó. “Todo se está investigando. En Jalisco la relación sexual en agravio de cualquier persona menor de edad es un delito”, dijo a dpa el portavoz de la Procuraduría de Justicia de Jalisco, Lino González.

Muchas de las niñas o adolescentes que quedan embarazadas en México “provienen de zonas rurales y pobres y muchas ellas son víctimas de violencia sexual”, según un documento de Unicef.

“Esta situación trae consigo un alto porcentaje de niñas y adolescentes que no concluirá la escuela, limitando sus oportunidades de desarrollo y de empoderamiento económico, al tener que quedarse al cuidado de otros. Serán más dependientes y se enfrentarán a mayores situaciones de vulnerabilidad y exclusión”.

Ser madre antes de tiempo es también un riesgo para la vida de las mujeres. En 2010 el diez por ciento de las muertes maternas ocurridas en México correspondieron a niñas de 10 a 18 años. Antes de cumplir 15 años, el riesgo es cinco veces mayor que entre las mujeres adultas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *