Portada » Destacados » Mariposas recreativas

Mariposas recreativas

Rosita ArgüelloArtículo escrito por Rosita Argüello Mora.

Periodista

Las vacaciones familiares las pasamos casi todos los años en Atirro de Turrialba, en esta ocasión nos propusimos visitar la finca de la familia Araya Jiménez (Finca Vialig) localizada en Pacayitas de Turrialba, en la provincia de Cartago.

mariposas_Mujeres hoy.infoLa referencia la tenemos de varios compañeros docentes procedentes de La Suiza  quienes nos manifestaron que allí podríamos encontrar  grandes tesoros ecológicos así como un cálido y soleado clima, que favorece el crecimiento de múltiples plantas hospederas, lo que propicia que la finca no sólo sea un atractivo turístico sino también que sirva para la producción de mariposas.

Así que nos montamos en los automóviles e iniciamos un recorrido de ensueño. Empezamos con la dirección: Como buenos ticos lo primero es llegar a La Suiza y buscar “el gallo mas gallo”. De ahí, a la izquierda, subir y subir porque la carretera te lleva hasta el pueblo de Pacayitas y 100 metros antes del pueblo en la intercepción, encuentras el rótulo que dice “Mariposario Sueño Real”.

Nos recibió doña Ligia quien además de ser la dueña de la propiedad es la experta cocinera que prepara las deliciosas comidas mientras se hace el recorrido por la finca. Ella llama por teléfono a uno de los familiares (hijo, hermano, nieto) quienes se preocupan por que los visitantes reciban una guía clara y adecuada de lo que es el mariposario y permitir que disfrutáramos del contacto directo con las especies de mariposas que allí se encuentran.

La finca tiene no solo el atractivo del mariposario, sino que posee árboles propios de la zona que nos recuerdan a los más “viejitos” muchas anécdotas como el ojo de buey, los nenes, el manicillo entre otros. Mi yerno recordó como raspaba la semilla de ojo de buey y quemaba a sus amigos y mi mamá como guardaba los nenes para la suerte. Un atractivo de allí es una linda poza, con agüita súper fría y cristalina que hace la delicia de niños y adultos.

Ya de salida con rumbo al Fogón de doña Yiya, atravesamos parte de un cementerio indígena y observamos tumbas de cajón muy usadas en la región entre nuestros aborígenes.Mariposas recreativas

Finalizamos comiéndonos una tilapia frita con picadillo de papayo y un fresquito natural de guayaba como nunca en mi vida lo había tomado.

Otros servicios que allí se ofrecen son el paseo por la quesera, otro por el café y su preparación y el de la caña que incluye la visita al trapiche. Para nacionales y extranjeros ofrecen campamentos en el pueblo.

El turismo rural comunitario ha venido tomando fuerza en Costa Rica, ya que ofrece una alternativa diferente al turista, tanto nacional como extranjero. En esta nueva forma de hacer turismo, el factor naturaleza juega un papel muy importante. Sin embargo, es necesario imprimirle espacios recreativos, de dispersión y aventura a la naturaleza con el propósito de involucrar al visitante en la forma de vivir que existe en las zonas rurales del país; además de ofrecerle el disfrute de los paisajes y bellezas naturales propias del lugar. Todo eso lo encuentran en la Finca Vialig en Pacayitas de Turrialba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *