Portada » Opinión » Miles de mujeres explotadas en “lavanderías” católicas de Irlanda

Miles de mujeres explotadas en “lavanderías” católicas de Irlanda

Redacción 

El primer ministro de Irlanda Enda Kenny se disculpó el martes 5 de febrero por la explotación de jóvenes mujeres en casas de trabajo católicas en el país.

Enda-kennySegún el reporte de una comisión gubernamental, entre 1922 y 1996 hasta 10.000 mujeres fueron privadas de sus derechos y explotadas. Testigos reportaron que les fueron dados nuevos nombres por las monjas en esos lugares, donde debían trabajar gratuitamente desde temprano hasta tarde.

Los beneficiarios de estos sitios, llamados “lavanderías”, fueron entre otros el gobierno, el Ejército y empresas privadas, que mantenían contratos con estas casas de trabajo.

Según el reporte, no hubo indicios de abusos sexuales. Un diez por ciento de las niñas y mujeres fueron enviadas por sus familias a estos lugares, y otro 19 por ciento llegó por su propia voluntad. Pero hay reportes según los cuales algunas mujeres fueron atraídas mediante promesas falsas.

Maureen Sullivan, una de las afectadas, dijo a la prensa: “Se trata de dar a conocer públicamente qué terribles eran estos lugares, qué brutales”.

Recordemos que las organizaciones religiosas que administraron las Justicia para las Magdalenas“lavanderías de las Magdalenas” en Irlanda y que ahora son famosas por los abusos físicos, emocionales y sexuales que allí realizaron las religiosas católicas, están siendo demandadas por un grupo llamado “Justicia para las Magdalenas”. Las lavanderías fueron administradas por las hermanas de la caridad, las hermanas del buen pastor, las hermanas de nuestra señora de la caridad y las hermanas de la misericordia (examiner.ie).
Y es que no es para menos lo que miles de mujeres sufrieron allí; pero para agravar la situación esas órdenes religiosas se volvieron millonarias vendiendo los terrenos en donde estaban sus macabras instalaciones. Entre 1999 y 2009, 18 órdenes religiosas católicas obtuvieron más de 667 millones de Euros de esas ventas y cuando entregaron cuentas al gobierno, pidieron que las cifras económicas “no se revelaran” más allá del comité encargado de examinar los activos de las congregaciones religiosas.

Especialmente vendieron los terrenos donde se encuentran las tumbas de sus víctimas. Por ejemplo, cuando las hermanas de nuestra señora de la caridad vendieron un terreno (por 1.5 millones de Libras Esterlinas en los ´90) los trabajadores de la construcción encontraron una tumba con los restos de más de 133 mujeres.

El grupo de Justicia para las Magdalenas (JPM) ahora exige que como parte de las compensaciones a las víctimas se incluya el dinero obtenido en la venta de los terrenos y edificios donde se torturó y mató a miles de mujeres. Jim Smith, vocero de JPM, indicó que esperan que todos los archivos sean abiertos y expuestos públicamente, que se investiguen los casos de tortura y aquellos en donde el gobierno fue cómplice o falló en actuar a favor de las víctimas.

Todo sigue saliendo a la luz. Las autoridades religiosas y civiles de Irlanda pensaban que todo había acabado… pero todavía no… todavía no…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *