Portada » Turismo » Puntarenas como el ave fénix

Puntarenas como el ave fénix

Redacción Mujeres Hoy

“Jamás podré olvidar ese lindo verano…” o “a la deriva en la playa una rocola que suena”, el  puerto de Puntarenas que en antaño fuera tierra  de enamorados hoy intenta volver a sus raíces y atraer al turismo nacional e internacional.

Con su mas de cien mil habitantes, la su playa rectilínea, de arenas oscuras con una longitud de 12 km, es la ciudad más grande del Pacífico y se encuentra en una larga y delgada península en el Golfo de Nicoya, Puntarenas se levanta de entre sus cenizas como el ave fénix para volver a tener el brillo del pasado.

Perla del PacíficoPor años, fue el principal puerto del país, ahora tiene uno más moderno ubicado en  Caldera que maneja todo lo que tiene que ver con carga y Puntarenas los cruceros, también una gran flotilla de pesqueros aún atraca en el estero detrás del pueblo.

Sin embargo, los puntarenenses hacen esfuerzos para que los turistas encuentren en “el puerto” el lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos y disfrutar el más agradable baño de sol en aguas tranquilas y limpias, su planta turística responde a las necesidades más exigentes, al contar con una gran variedad de hoteles, restaurantes, discoteques, tours operadores y todos los servicios requeridos en un solo lugar. Además la ciudad ofrece excelentes servicios médicos, hospitalarios, de comunicación y comercio y un moderno sistema bancario, acorde con el nivel de desarrollo de esta pujante ciudad.

La novedad en  Perla del Pacífico es la reapertura del Balneario Municipal que durante  mucho tiempo lució deteriorado y olvidado por los lugareños. Pero después de más de un año de trabajos de restauración por parte del gobierno local y con una inversión del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico, el resultado es envidiable.balnerario_puntarenas

Un nuevo restaurante, puestos de comidas rápidas, salas de conferencias y la piscina están listos para recibir turistas.

Los precios generales serán de ¢2.500 de martes a jueves, y de viernes a domingo tendrá un precio de ¢3.500 para adultos y ¢2.500 para niños y adultos mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *