Portada » Economía » Torbellino en la Propiedad intelectual

Torbellino en la Propiedad intelectual

 Artículo escrito por Mercedes Flores Fioravanti 

Licenciada en Economía Agrícola

 

Alrededor de la Propiedad Intelectual existen un sin número de enfrentamientos entre diferentes sectores del país, para entender lo que sucede vamos a analizar la situación y definir algunos términos. Según la Organización Mundial de la Propiedad intelectual, la Propiedad Intelectual (PI) se refiere a “las creaciones de la mente: las invenciones, las obras literarias y artísticas, los símbolos, los nombres, las imágenes y los dibujos y modelos utilizados en el comercio. Se divide en dos categorías: la propiedad industrial, que incluye las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales e indicaciones geográficas de procedencia; y el derecho de autor, que abarca las obras literarias y artísticas, tales como las novelas, los poemas y las obras de teatro, las películas, las obras musicales, las obras de arte, tales como los dibujos, pinturas, fotografías y esculturas, y los diseños arquitectónicos”.

Desde hace varios años el gobierno de Costa Rica definió como una de sus prioridades la modernización de la legislación sobre los derechos de PI, a efecto de alcanzar los niveles de protección acordes con los estándares internacionales. Como resultado de este esfuerzo, en el año 2000 se aprobaron una serie de leyes y dos convenios internacionales en diversas áreas de PI. Esto provocó descontento por parte de algunos sectores ya que aducían que el fotocopiado no era para fines lucrativos por lo que se empezaron a generar proyectos para la reforma de esta ley.

Uno de ellos fue el proyecto de ley N°17342 aprobado en segundo debate por parte de la Asamblea Legislativa desde el pasado 20 de junio. Se pretendía la reforma de varios artículos de la actual Ley N° 8.039 de “Procedimientos de observancia de los derechos de propiedad intelectual” (específicamente se solicitaba eliminar la pena de cárcel a la reproducción de libros con fines educativos, ni a las personas que lo requieran ni a las empresas de fotocopiado). Por un lado muchas personas (estudiantes universitarios principalmente) pedían la aprobación inmediata de esta reforma, otros como editoriales y empresarios insistían en que esta aprobación violaría una serie de convenios internacionales suscritos por Costa Rica para la protección de los derechos de autor, situación que afectaría no sólo la imagen del país sino también el comercio.

Sin embargo la Presidenta de la República, Laura Chinchilla, veto dicha reforma ya que tanto el Poder Ejecutivo como la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) y la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic), no apoyaron la eliminación de cárcel a acciones de piratería y fotocopiado. Además el ministro de justicia Fernando Ferrero explicó que la ley no necesita reformas ya que no incluye penalización a la reproducción de publicaciones con fines académicos, que  las fotocopias de libros y materiales didácticos también están contempladas en la ley para ser utilizados y reproducidos por estudiantes y docentes en pro de la educación.

¿Qué sigue ahora? El Poder Legislativo será el encargado de aprobar o rechazar (con un mínimo de 38 diputados) la decisión de la Presidenta. Además ya se escucha un nuevo proyecto sustituto al vetado para contrarrestar este efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *