Portada » Opinión » TSE defiende la legalidad y probidad de sus actuaciones

TSE defiende la legalidad y probidad de sus actuaciones

TSEEl Tribunal Supremo de Elecciones, luego de tener conocimiento de las falsas afirmaciones expresadas en conferencia de prensa promovida el viernes 25 de octubre por los señores José Miguel Corrales Bolaños y Oscar Aguilar Bulgarelli (acusando a sus magistrados y magistradas de conductas contrarias a la legalidad y principios de imparcialidad política), estima necesario ofrecer a la ciudadanía la siguiente declaración:

 

  1. Rechazamos categóricamente esas afirmaciones por ser totalmente contrarias a la verdad. El Órgano Electoral costarricense es un tribunal de derecho y sus magistrados son jueces que fallan los asuntos sometidos a su conocimiento en estricto apego al ordenamiento jurídico de la República. Garantizar que los procesos electorales en Costa Rica sean transparentes y que su resultado exprese la voluntad popular vertida en las urnas por los electores, ha sido por más de sesenta años y es hoy, el cometido fundamental de esta Institución.
  2. Para la protección de los derechos fundamentales de carácter político electoral que tienen todos los costarricenses, el Tribunal Supremo de Elecciones ha debido revisar en múltiples ocasiones actuaciones de las autoridades partidarias de muchas agrupaciones políticas, que, conforme se ha acreditado en esos litigios, violaban o amenazaban violar los derechos fundamentales de sus militantes. Asimismo, ha debido velar, porque es su deber constitucional, para que los partidos políticos respeten en sus procesos internos la legalidad vigente, incluida la dispuesta en sus propios estatutos. Ese es el caso de la reciente acción de nulidad declarada parcialmente con lugar en relación con el proceso de elección de candidaturas del Partido Patria Nueva. Resolución, que por las razones en ella detalladas, ordenó restituir al Presidente de esa agrupación, señor Álvaro Montero Mejía, en la candidatura a diputado por el segundo lugar por San José, pero no satisfizo sus pretensiones en cuanto a anular la candidatura presidencial del señor José Miguel Corrales Bolaños.
  3. Deploramos que dicha decisión unánime de los magistrados y magistradas electorales, sobre un conflicto interno de ese partido político (sometido a conocimiento del Tribunal por uno de sus propios militantes), sea utilizada ahora como excusa para atacar, sin fundamento alguno, la imparcialidad y probidad de la magistratura electoral. Como se adelantaba en la convocatoria a estas elecciones, la utilización de los cuestionamientos al árbitro, como herramienta político electoral, no solo riñe con la ética básica que los distintos actores del proceso electoral deberían observar, sino que lastima la más genuina aspiración ciudadana por que la campaña política sea aprovechada por los candidatos y partidos para explicarle a los costarricenses, con claridad, cuáles son sus ideas y propuestas para la solución de los problemas nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *